Analizan la coexistencia de minería y turismo como alternativas de desarrollo en Argentina

share on:
Analizan la coexistencia de minería y turismo como alternativas de desarrollo en Argentina

Experiencias exitosas en diversos rincones del planeta, dan cuenta de la coexistencia entre la minería y el turismo como alternativas de desarrollo, en incluso hay casos donde se aprovecha su potencialidad de manera mutua.

Un informe periodístico revela la convivencia sin conflictos entre el turismo y la minería en distintos países como Chile, México, Estados Unidos, España y Nueva Zelanda. En Chile, es creciente el número de turistas interesados en conocer minas como Chuquicamata y El Teniente, así como en la comarca de Río Tinto, en la región de Huelva, al sur de España, donde se rehabilitó un antiguo ferrocarril minero y se realizan visitas turísticas a la zona, indicó el sitio mexicano Peninsular Digital.

El mismo informe resaltó que en todo México y en muchas otras partes del mundo abundan los ejemplos de cómo el quehacer de estas dos industrias no sólo no se contrapone, sino que llega a ser complementario. Además de capitales de Estados como Guanajuato, Zacatecas y San Luis Potosí, que florecieron junto con la actividad minera, dos de cada tres de los llamados “Pueblos Mágicos”, que son de los principales atractivos promovidos desde el gobierno durante los últimos años, especialmente para el desarrollo del turismo interno, son pueblos mineros. Son los casos de Real del Monte, en Hidalgo; Taxco y Santa Prisca, en Guerrero; Álamos, en Sonora; Real de Catorce, en San Luis Potosí; y Bernal, en Querétaro, entre otros.

Existen en ese país, centros turísticos en los que funcionan simultáneamente minería y turismo, como el caso de Guanajuato, con la mina El Cubo en operación; También Zacatecas, donde existe una mina que funciona como discoteca, y Chihuahua, con una mina de cristales de yeso única en el mundo.

En tanto, en Estados Unidos, en el valle de Napa, California, se producen algunos de los mejores vinos de América donde la minería estuvo activa hasta el año 2000. Y la mina de oro Martha, en Waihi, Nueva Zelanda, es de tajo abierto y no interfiere con la vida diaria de la ciudad.

Son sólo algunos ejemplos notables de cómo pueden no sólo coexistir estas dos actividades, sino tener carácter complementario.

Rentabilidad

De acuerdo a los datos revelados, en México, durante los últimos años la minería ha experimentado un gran crecimiento y llegó a ser la cuarta fuente de divisas del país, sólo por detrás de las industrias petrolera y automotriz y el envío de remesas desde el extranjero.

Otro factor económico relevante de la minería es que genera empleos de calidad en los que, en promedio, se pagan 35% más que en otros sectores.

Sustentabilidad

Diversos especialistas en cuidado del medio ambiente coinciden en que, cuando la minería se da de forma responsable y comprometida, con operaciones que utilizan la tecnología más moderna, se apegan a los más estrictos estándares nacionales e internacionales en la materia y observan escrupulosamente las leyes y normas en la materia, la minería coexiste de manera segura con el resto de las actividades económicas, y no sólo no representa un riesgo para la salud de los habitantes de las comunidades aledañas, sino un factor de gran importancia para impulsar el desarrollo económico y la calidad de vida.

Buscan fortalecer el vínculo comunidad y minería

La secretaria de Política Minera, Carolina Sánchez, se reunió con representantes de la Mining Association of Canada (MAC), y de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), en el marco de un encuentro en el que analizaron los alcances del programa Hacia una Minería Sustentable (HMS).

“Desde el Gobierno Nacional trabajamos para fortalecer la relación de la comunidad en general con la minería y satisfacer las necesidades de información y los mecanismos de participación que tiene la población en todas las etapas del proyecto minero”, destacó Sánchez, al tiempo que agregó que “la metodología del HMS que implementa CAEM se podría replicar a otros sectores productivos, ya que consiste en un sistema de gestión de riesgos y de mejora continua del proyecto”.

El presidente de CAEM, Marcelo Álvarez, aseguró que “desde la Cámara estamos comprometidos con la misma lógica del gobierno de hacer la minería sustentable”.

Por su parte, Graciela Keskiskian, coordinadora del programa HMS que implementa la CAEM, destacó “la necesidad de incorporar a las currículas escolares información científica sobre la minería para generar opinión informada en la sociedad”.

El programa HMS fue creado en Canadá en el 2004 y es adaptable a cada país, ya que evalúa y garantiza el desempeño ambiental y social de los proyectos mineros. Argentina es el primer país de Latinoamérica que adhirió a este programa.

Fuente: eldiariodemadryn.com

Editorial

Read more posts by this author.