Carbón, oro y esmeraldas, las cartas de la minería en Colombia para el 2018

share on:
Carbón, oro y esmeraldas, las cartas de la minería en Colombia para el 2018

Proyecciones de la firma Norton Rose Fulbright señalan estos tres minerales crecerán en su producción nacional el próximo año.

Aunque el carbón seguirá siendo protagonista de primer orden en la producción minera para el 2018, el oro y las esmeraldas seguirán cobrando un papel más relevante en la operación extractiva del país.

La conclusión a la proyección para la extracción de minerales del próximo año fue estimada por la firma Norton Rose Fulbright, al afirmar que la actividad minera del país se “comportará de manera positiva”.

Nicolás Arboleda, abogado Líder del Área de Minería de la citada firma, señala que las empresas mineras comienzan el 2018 con un impulso, luego de haber hecho ajustes y correcciones a su operación en el 2017.

“Además de organizar costos, realizaron ahorros por la coyuntura en la baja de precios”, señaló el analista, quien recalcó que “fue un borrón y cuenta nueva”.

“Las empresas mineras que se quedaron con los proyectos grandes fue gracias a que reacomodaron cada uno de los gastos en sus variables de operación, independiente del músculo financiero que poseen, lo que les permite continuar en el país para seguir con las tareas de exploración y extracción”, dijo.

CARBÓN, EL GRAN JALONADOR

Para Norton Rose Fulbright, el carbón seguirá siendo el gran jalonador de la inversión minera para el 2018, y estima que del 65% de las exportaciones al año en minería, su índice aumentaría para el 2018.

“Para el próximo año, el 38% del PIB minero se mantendrá gracias a las empresas de carbón. El sector no crecerá en producción, porque ya están descubiertos los yacimientos que debieron haber sido encontrados”, indicó Arboleda.

Precisó que para el 2018 no habrán nuevos grandes proyectos, pero aclaró que se comenzará a hablar con mayor resonancia del proyecto La Luna de la empresa Sloane Energy.

“Su título es colindante con el de la mina El Descanso, que desarrolla la compañía Drummond. Es el primer proyecto a gran escala de operación subterránea y totalmente tecnificada en producción de carbón que adelanta el país. Y se estima que en etapa de maduración se produzcan 4,2 millones de toneladas por año. El volumen de extracción es similar al de la Francia y el Hatillo por parte de Murray Energy”, explicó el analista de Norton Rose Fulbright.

Agregó que el país produce en la actualidad entre 90 y 91 millones de toneladas al año, y la Luna representaría un 5% de esa producción total de carbón.

“En el 2019, si entra en operación, habría un incremento en el volumen de carbón cercana a las 96 millones de toneladas”, indicó.

ORO, BRILLARÁ POR SU PRESENCIA

El panorama de inversión para el 2018 en los proyectos auríferos tendrán una llegada importante de capital, cuyos recursos se concentrarán en la construcción y montaje de la infraestructura para las tareas de extracción.

Al poner la casa en orden en cuanto a costos y finanzas, la operación aurífera aumentará su producción en el próximo año gracias a los proyectos formales y de gran escala, como los que adelantan las mineras Red Eagle, Minesa, Continental Gold y AngloGold Ashanti.
En el caso de la primera, su complejo que desarrolla en Santa Rosa (Antioquia), estima una producción de 50.000 onzas al año.

“Este sobrevivió al 2017, y esta en su fase final de obra civil. Comenzará su operación en el primer trimestre del 2018”, precisó Arboleda.

A la par de las tareas de la minera Red Eagle, su par Continental Gold, con el proyecto Buriticá, también realizará la respectiva obra civil, para lo que contará con una inversión de US$500 millones.

Al respecto, el analista de Norton Rose Fulbright indicó que las dos mineras atrajeron en el 2017 más inversión de lo que se esperaba, con lo que ayudaron a reanimar el sector en camino al 2018.

“La Inversión Extranjera Directa (IED) en minería al cierre de 2017 no superaría los US$800 millones, y estaría entre US$500 y US$600 millones”, aclaró el experto.

Otro ejemplo del buen momento para el 2018 en la producción de oro es el de la compañía AngloGold Ashanti, la cual se mantuvo a pesar de la reducción en gastos de su operación por la consulta popular al proyecto de La Colosa (Tolima). Esta situación llevó a la multinacional a enfocar sus esfuerzos en el proyecto Gramalote, cuya producción se estima comenzará en dos o tres años.

Pero el complejo minero, que recibió un espaldarazo económico grande (US$ 1 billón) para su operación fue el de Soto Norte de la empresa Minesa.

“En cuanto a extracción de oro, los volúmenes se comenzarían a sumar desde el 2018 a la producción nacional. Además de las 50.000 onzas de Red Eagle, se le adicionarían las 200.000 de Buriticá (Continental Gold) y las 400.000 en el 2020 de Soto Norte (Minesa)”, explicó Arboleda, quien destacó que para los próximos tres o cuatro años, Colombia podría llegar a quintuplicar la producción aurífera.

ESMERALDAS COBRAN INTERÉS

Para la firma Norton Rose Fulbright, el 2018 despejará el camino para la producción esmeraldífera.

“Se verán inversiones interesantes en este mercado, ya que la producción ha dejado de ser artesanal para dar paso a una operación a gran escala tecnificada”, aseguró el analista de la firma, quien –asimismo– indicó que con la entrada de Minera Texas y los “excelentes resultados hasta el momento en la operación” ha sido la carta de presentación para que otras compañías muestren un interés real por participar en este mercado”.

Nicolás Arboleda, concluyó que en el próximo año su producción dará una gran sorpresa: “No se puede hablar aún de volúmenes, pero llegarán nuevos actores”.

Fuente: portafolio.co

Editorial

Read more posts by this author.