¿Cómo mejorar la comunicación de una empresa minera con su sindicato?

share on:
¿Cómo mejorar la comunicación de una empresa minera con su sindicato?

Experta detalló seis estrategias de cómo enfrentar una negociación con el sindicato para fortalecer y armonizar la comunicación con el sindicato.

Desde hace 10 años las empresas mineras más grandes del país ha planteado como uno de los temas de preocupación la relación con sus sindicatos, aseguró Silvia Carrillo, CEO Eco Comunicaciones y conferencista SNMEP.

El 70% de las mineras en Perú hacen consultas a expertos en comunicación sobre el tema sindical, dijo.

Las consultas se producen en los momentos de negociación o crisis, aseguró. Así, explicó Carrillo producto de la experiencia de haber escuchado a los distintos stakeholders involucrados en esta dinámica (directivos, jefes, superintendentes y operarios) planteamos seis estrategias de comunicación para fortalecer y armonizar la realización con los sindicatos.

Conocimiento 4D

La clave de una buena comunicación está en conocer con detalle los intereses y motivadores principales de los involucrados y sus agentes influenciadores como la familia, el contexto y otros grupos de interés.

Además se debe tener una mirada que propicie mayor profundidad como en cuarta dimensión (con mirada más allá de lo evidente). Este conocimiento involucra también aspectos como la identificación de juicios, creencias y emociones que movilizan a estas audiencias. Esta perfilación implica tanto aspectos objetivos así como enfoques subjetivos que tan una perspectiva más completa e integral.

Humanización

Es imposible hablar de una buena comunicación sin un acercamiento directo, sincero y abierto.

La empresa debe buscar una relación con enfoque humano y de entendimiento del otro a partir la buena escucha para generar empatía evitando invalidar o descalificar los motivadores y juicios.

Esta escucha activa involucra el leer e interpretar las emociones del interlocutor para lograr escenarios de mayor asertividad.

Lo que implica una gestión de ¨botas arriba¨ o ¨mangas arriba¨ donde gestionamos no desde el statu quo de nuestras oficinas sino desde escenarios comunes para entender la realidad o perspectiva del sindicalizado. Un acercamiento auténtico, más humano y legítimo.

Diálogo continuo y vinculante

Las conversaciones con el sindicato no sólo se deben propiciar en los periodos de negociación. La dinámica de comunicación debe ser continua y consistente que permita generar una relación y anticipar reacciones. A través del diálogo continuo generamos un clima de confianza y apertura que difícilmente se lograría si solo nos comunicamos cuando hay una coyuntura que resolver. Los vínculos que, es el estado comunicacional más maduro, se logran producto de la interacción y relacionamiento permanente. En el marco de este diálogo se dan argumentos con coherencia y contundencia que permita ganar mayor confianza y solidaridad.

Formación

Hace unos años atrás en conversaciones con la gerente de comunicaciones de la mina de carbón de cielo abierto más grande en el mundo situada en Colombia, nos compartía esta estrategia de formar y capacitar a los sindicalizados para que sepan generar una interlocución más instruida. Es imposible que haya una buena comunicación cuando no estamos conversando en la misma sintonía. Formar y capacitar para lograr que haya un entendimiento mutuo de cómo generar un diálogo constructivo y sostenible.

Referenciación

Identificar a los líderes naturales de opinión internos y externos no sindicalizados y generar acercamientos con enfoque argumentativo para que conozcan la perspectiva de la organización y logren en el mediano plazo convertirse en aliados solidarios de la empresa. De esta forma serán buenos referenciadores con gran capacidad de persuasión ante los colaboradores sindicalizados.

Reputación on–off line

La apertura y alcance que han generado las redes ha permitido que no existan fronteras y que el impacto de la comunicación sea aún mayor. Este desarrollo de las nuevas tecnologías se debe capitalizar para lograr mostrar a través de estas plataformas los enfoques de sostenibilidad y responsabilidad de una manera contundente. La reputación on line estará concentrada en nuestra gestión comunicacional mediática y en tanto la off line será aquella producto de las interacciones en nuestro día a día con colaboradores a través de los espacios de liderazgo, bienestar y desarrollo. Esta última gestión off line podría ser la estrategia más importante. Nuestro actos y decisiones corporativa hablan más que nuestras palabras y son la representación más clara de confianza y coherencia corporativa. Esto aplica tanto en el ámbito familiar como en el laboral. Aquello que hagamos por nuestros colaboradores a través de iniciativas y programas concretos será nuestra mejor estrategia de comunicación.

Fuente: http://gestion.pe

Editorial

Read more posts by this author.