Cuida a más de 100 mineros como si fueran sus hijos

share on:
Cuida a más de 100 mineros como si fueran sus hijos

Fabiola Angélica Flores Romos trabaja en la torre de control de Peñasquito, la mina de oro más grande de México ubicada en Mazapil, un municipio del norte de Zacatecas.

Está encargada de dirigir y controlar el tránsito de más de 100 enormes camiones de carga, palas eléctricas y cargadores frontales que sirven para movilizar rocas que pueden o no contener minerales.

Ella sabe que gestionar el tránsito de esos vehículos y equipos de manera adecuada es garantizar la seguridad de más de 100 hombres y mujeres que laboran en esa área de la mina. “Es como cuidar a mis hijos que se quedan a cargo de sus abuelos mientras vengo a trabajar”. Fabiola no conoce a la mayoría de los choferes de la mina, sólo identifica sus voces porque tiene contacto con ellos mediante sistemas de radio comunicación.

alt

Dice que su mayor satisfacción y meta diaria es tener “turnos dorados”, que consisten en cumplir con la meta de producción sin accidentes. Significa tener una mina segura para los trabajadores, sus familias o cualquier persona que visite Peñasquito, por eso opina que “la seguridad es lo más importante y es algo que nunca es suficiente”.

Para lograr los turnos dorados la empresa Peñasquito capacita de manera recurrente a sus empleados. Fabiola fue la primera minera en América Latina en obtener la certificación en el sistema de gestión de flotas Dispatch para minas a cielo abierto que permite maximizar la producción y eficiencia, así como aumentar la seguridad y el control de los vehículos.

Fabiola estudió una licenciatura en ingeniería en sistemas y tiene un título en administración de negocios con una especialidad en calidad y productividad. Comenzó su carrera en Peñasquito como técnica y actualmente es supervisora. Su intención es lograr ser administradora del sistema Dispatch.

alt

Antes de entrar a Goldcorp laboró en una armadora de autos pero con la crisis de 2008 que afectó a la industria automotriz se quedó desempleada. Ahora cubre turnos de 14 días de trabajo (siete días en el turno matutino y siete en el vespertino) por siete días dendo cosas para mejorar el medios abuelos ndiue esta no permite esto, Claudio Tadecie descanso.

Tiene un hijo, Claudio Tadeo de 23 años y una hija, Luisa María de 15 años. A partir de un tour que organizó la minera para que los familiares de los empleados conocieran su trabajo, Claudio Tadeo decidió estudiar para ingeniero de minas, cuando ella trató de persuadirlo de estudiar otra carrera porque esta no le dejaría mucho tiempo en familia, su hijo le respondió: “a mí me gusta la minería y el tiempo que tú estás con nosotros le da calidad a nuestra familia y por eso quiero estudiar ingeniería en minas”

Cuando se le cuestiona sobre la percepción de la gente sobre la minería, Fabiola asegura que es un mito decir que la minería es dañina ya que es testigo del compromiso con el medio ambiente y asegura que desde hace nueve años que labora en Goldcorp sólo ha visto progreso en las comunidades cercanas. Las comunidades ahora ya cuentan con calles pavimentadas, escuelas, panaderías y reciben capacitación para que cuando la mina cierre ya no dependan sólo de la minería.

alt

Fuente: México Minero

Editorial

Read more posts by this author.