Desarrollo sustentable e incluyente a través del manejo del Fondo Minero en México

share on:
Desarrollo sustentable e incluyente a través del manejo del Fondo Minero en México

A inicios del mes de agosto se realizó la entrega del Fondo Minero del cual 25 estados y 199 municipios se vieron beneficiados de la actividad económica de la minería, con la cifra de 4 mil 200 millones de pesos que se han recaudado entre el 2014 y 2015. La entrega fue realizada por Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda y Crédito Público, Rosario Robles Berlanga, Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Daniel Chávez Carreón, Presidente de Cámara Minera de México (Camimex), a los gobernadores de los estados de Zacatecas, Aguascalientes, Sonora, Durango y Chihuahua.

Las empresas al hacer entrega monetaria directa al gobierno suele haber cierto escepticismo y preocupación por parte de la sociedad sobre el correcto uso que se hará de esta importante suma económica. A través un informe emitido por la Cámara Minera de México (Camimex), se reafirma el compromiso que debe desarrollarse mediante el Fondo Minero y lo que este representa para el perfecto funcionamiento entre la industria minera, gobierno y sociedad.

El Fondo Minero para el Desarrollo Regional Sustentable, mejor conocido como Fondo Minero se ha convertido en un mecanismo de unión entre los gobiernos federales, estatales municipales, comunidades agrarias o indígenas, de la iniciativa privada. Es de suma importancia el participar en la elaboración de reglas claras y transparentes en la construcción de un desarrollo sustentable e incluyente para continuar mejorando la calidad de vida de las familias de México y, en particular, de aquellas que viven en comunidades con potencial y vocación minera.

En la Reforma Fiscal de enero de 2014, el Congreso de la Unión estableció el pago de derechos: Especial, Adicional y Extraordinario para las empresas mineras; recursos que el gobierno federal destina a las comunidades con actividades extractivas y con diversas necesidades de infraestructura y servicios, para elevar su calidad de vida así como de otros municipios relacionados con dicha actividad, para detonar un desarrollo conjunto.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en 2014 el Fondo recaudó 2 mil 79 millones de pesos, de los cuales se han distribuido mil 500 millones de pesos en 716 proyectos de impacto social y en 2015 el monto aumentó a 2 mil 132 millones de pesos que serán asignados en los próximos meses.

Eso significa que en dos años de haberse constituido el Fondo destinará un monto global de 4 mil 132 millones de pesos para beneficio de 5.7 millones de mexicanos en 25 estados como Zacatecas, Chihuahua, Durango, Guerrero, Guanajuato, Hidalgo, Sonora, por mencionar sólo algunos y 199 municipios del país.

El Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Hacienda, Secretaría de Economía y de la SEDATU, principalmente, ha cumplido una misión relevante al destinar los recursos a proyectos que fueron acordados por 24 comités estatales en los que, entre otros, participan también representantes de las comunidades agrarias o indígenas ubicadas en los municipios mineros. Los recursos recaudados se están dirigiendo a importantes obras de alumbrado público, agua potable, drenaje, pavimentación de calles y carreteras, puentes peatonales y vehiculares, manejo y confinamiento de basura, así como al mejoramiento de aulas y de centros escolares.

Esas acciones de beneficio social demuestran la importancia que tiene el sector minero como motor de desarrollo económico y social en México, pues a través de sus aportaciones es una palanca importante y estratégica para el crecimiento del país.

La participación del sector minero-metalúrgico es esencial en la creación de riqueza de nuestro país. El año pasado aportó el 8.8 por ciento del Producto Interno Bruto Industrial y 3.0 por ciento del PIB nacional y, no obstante los efectos negativos en las economías mundial y nacional, así como la caída consecutiva por tres años de los precios de los metales, la industria minera continúa realizando inversiones y generando empleos de calidad.

Hay un completo compromiso al ofrecer seguridad social, empleo, salud, educación, vivienda y, en general, mejor calidad de vida a los habitantes de las comunidades de regiones donde difícilmente se desarrolla otra actividad económica. Sin embargo, es necesario tomar en cuenta que la minería es una actividad de ciclos positivos y negativos, por lo que es importante no comprometer obras a largo plazo –mediante el Fondo Minero- con la premisa de una actividad minera que genere permanentemente este beneficio.

Existe la certera convicción en que las reglas de operación de los comités que emitirá la SEDATU y la revisión al mecanismo de distribución establecido en la Ley Federal de Derechos permitan más eficiencia en el ejercicio de los recursos. Se reitera el compromiso con el desarrollo de México y completa confianza en las instituciones para continuar como una palanca del crecimiento nacional. Hasta el momento ya se han puesto en marcha obras mediante este fondo en Cuancamé municipio de Durando y Playa Azul en Michoacán, mientras los demás estados ya tiene designado el dinero a obras orientadas a la construcción, rehabilitación y mantenimiento de escuelas, calles, carreteas, alcantarillado y otras estructuras de uso público; sólo es cuestión de dar inicio.

Fuente: CAMIMEX / Outlet Minero

Editorial

Read more posts by this author.