Ecuador atrae inversión minera

share on:
Ecuador atrae inversión minera

La presencia de empresas foráneas en el país trae un panorama favorable para el sector minero nacional. Tres proyectos a gran escala ya se encuentran en etapa de explotación.

Ecuador posee un gran potencial geológico que ha convertido a la industria minera en un sector atractivo para grandes empresas internacionales que tienen el objetivo de descubrir y explotar diversos yacimientos minerales.

Tradicionalmente, la actividad minera en el país se ha caracterizado por trabajos de minería pequeña y artesanal, pero en la actualidad el sector ha entrado a una nueva etapa que es la explotación a gran escala, dirigida principalmente por empresas extranjeras.

De acuerdo con la Cámara de Minería del Ecuador, los proyectos próximos a su producción son Mirador a cargo de la empresa de capital chino EcuaCorriente, Fruta del Norte bajo la operación de la canadiense Lundin Gold, y Río Blanco de la china Junefield, Resources Ecuador Ecuagoldmining, seguidos por Loma Larga de la firma de Canadá INV Minerales Ecuador, que se encuentra en la fase de negociación del contrato de explotación.

Los proyectos San Carlos Panantza, a cargo de la empresa minera china ExplorCobres, y Cascabel, dirigido por la compañía australiana Sol Gold, han encontrado importantes resultados en su fase de exploración avanzada.

La Cámara indica que a mediados de 2016 el Ministerio de Minería inició un proceso para otorgar 237 nuevas concesiones mineras en áreas libres, las cuales tienen un compromiso de inversión de aproximadamente 500 millones de dólares. El presidente del gremio, Santiago Yépez, considera que este proceso de consolidación ha generado un clima favorable para la inversión extranjera, sobre todo en un sector de alto riesgo como es el desarrollo de proyectos mineros de exploración básica.

Sin embargo, afirma que la aprobación de políticas públicas paralelas a la legislación minera, así como la creación de una estrategia interinstitucional de apoyo al sector, son necesarias para el desarrollo de una industria clara y con gran aporte de importantes capitales extranjeros y nacionales.

Con solo un cinco por ciento del territorio nacional explorado, se han encontrado proyectos mineros de clase mundial, y se prevé que con el nuevo proceso de otorgamiento de concesiones, se puedan encontrar nuevos yacimientos atractivos.

Avance estratégico

Tres de los cinco proyectos que el Estado denominó como estratégicos se encuentran en su fase de explotación. El primero está ubicado en la parroquia Tundayme, Zamora Chinchipe, donde se lleva a cabo el proyecto minero de cobre Mirador.

Su contrato de inversión es de 1.439 millones de dólares destinado al desarrollo de su infraestructura. Actualmente, Mirador se encuentra en la construcción, preparación y desarrollo del yacimiento, actividades que forman parte de la fase de explotación, y en 2019, se prevé concluir la etapa constructiva para iniciar con la extracción, procesamiento y venta del mineral.

Otro de los proyectos es Fruta del Norte, un yacimiento que fue descubierto en 2006 en el cantón Yantzaza, en Zamora Chinchipe. Cuenta con reservas de aproximadamente 4,5 millones de onzas de oro y 5,5 millones de onzas de plata.

El capital del proyecto es de 684 millones de dólares e incluye costos e ingresos de contingencia y pre-producción. En mayo del presente año, la compañía concesionaria Lundin Gold anunció el inicio de la construcción de la mina subterránea y las instalaciones de la misma, su primera producción de oro está programada para el último trimestre de 2019 y la producción comercial a mediados de 2020.

El tercer proyecto es Río Blanco, ubicado en las parroquias Molleturo y Chauca, en Azuay, es un yacimiento principalmente de oro que comprende 5.708 hectáreas. De acuerdo con el Ministerio de Minería se calcula una producción diaria de 800 toneladas y tendrá una vigencia aproximada de 11 años.

Fuente: vistazo.com

Editorial

Read more posts by this author.