Falta de seguridad afecta inversión minera en el estado Guerrero

share on:
Falta de seguridad afecta inversión minera en el estado Guerrero

Las preocupaciones de seguridad continúan afectando la inversión minera en el estado mexicano de Guerrero, a pesar de la disminución de la violencia.

Los problemas aumentaron en los últimos años cuando los carteles rivales de la droga lucharon por el dominio en el estado, que es un importante proveedor de heroína para Estados Unidos, así como el tercer mayor productor de oro de México.

Si bien la violencia ha disminuido —las autoridades registraron 946 homicidios intencionales en el estado en enero-julio, por debajo de los 1.343 del mismo período del año pasado— la falta de seguridad sigue planteando problemas para la industria minera, contribuyendo a la suspensión de minas y afectando el gasto en exploración.

CINTURÓN DORADO DE GUERRERO

El estado se ha convertido en un centro de actividad minera en las últimas décadas, con una inversión centrada en el cinturón dorado de Guerrero, tramo de 30km en el corazón del estado que alberga descubrimientos que suman alrededor de 35 millones de onzas de oro.

Las minas clave del cinturón, El Limón-Guajes (ELG) de Torex Gold y Los Filos de Leagold Mining, se encuentran entre los principales productores de oro de México.

Si bien las empresas no han puesto de relieve los problemas de seguridad en los últimos trimestres, Telson Mining decidió suspender indefinidamente su mina polimetálica Campo Morado en el extremo norte del cinturón este mes.

La compañía señaló que la decisión se debió en parte a las preocupaciones sobre la salud y el bienestar de su fuerza laboral, citando actividades no especificadas en las cercanías del activo.

Los trabajadores y las empresas de camiones interrumpieron también los servicios debido a las preocupaciones sobre las relaciones con la comunidad, indicó la compañía, mientras que una disminución en los precios del zinc impactó la rentabilidad.

"Ninguno de estos problemas por sí solo habría llevado necesariamente a la decisión de restringir las operaciones en Campo Morado", señaló Telson en un comunicado, aunque cambió su enfoque a la construcción de su proyecto de oro primario Tahuehueto en el estado de Durango.

CAMBIO DE INVERSIÓN

Otra empresa que ha alejado su atención de Guerrero es Minaurum Gold, exploradora que centra sus actividades en México.

La compañía está destinando sus recursos a su proyecto de plata Alamos en el estado de Sonora, en parte debido a las preocupaciones de los inversionistas sobre el estado de Guerrero, donde tiene los proyectos auríferos Biricú y Vuelcos del Destino en el extremo sur del cinturón.

"Guerrero vivió una violenta guerra contra el narcotráfico hace unos años y, al menos en Norteamérica, apareció en las noticias todos los días. Eso asustó a mucha gente con respecto a la región", dijo a BNamericas el presidente ejecutivo de la firma, Darrell Rader. "Las cosas se han calmado bastante".

Torex y Leagold en particular se han recuperado de la percepción negativa del mercado con respecto al estado, según Rader. En el caso de Torex, los problemas se vieron agravados por un bloqueo liderado por el sindicato en la mina ELG a fines de 2017.

PANORAMA DE INVERSIÓN

Ambas empresas planean nuevas inversiones en Guerrero, con Leagold iniciando una expansión de US$180mn en Los Filos el mes pasado y Torex buscando avanzar en su proyecto aurífero de US$496mn Media Luna, adyacente a ELG.

Otras inversiones mineras en el cinturón incluyen el proyecto de zinc, plata, cobre y plomo de us$303mn Minera Capela de Industrias Peñoles, que la compañía espera completar en el trimestre actual.

Por otro lado, Alio Gold decidió suspender las faenas en su proyecto aurífero de US$137mn Ana Paula, también en el cinturón de Guerrero, debido a tensiones financieras.

Asimismo, las júniors que operan en el cinturón continúan sufriendo, según Rader.

"En este sector, el dinero comienza en las empresas grandes y medianas y llega a las júniors. Los recursos en general no han llegado a las júniors en esta fase del mercado y, más aún, la confianza y el dinero de los inversionistas no llegaron al ámbito júnior en el cinturón dorado de Guerrero", sostuvo.

"Se necesita tiempo para sanar la percepción del mercado. Sigue estando fresco en la mente de las personas. Hubo violencia, hubo paros laborales en Torex", explicó.

"El mercado tiene que ver uno o dos años de trabajo ininterrumpido en Torex y Leagold para que las cosas comiencen a moverse nuevamente", concluyó Rader.

Fuente: bnamericas

Editorial

Read more posts by this author.