Minera Peña Colorada planea ampliar su actividad extractiva en Colima

share on:
Minera Peña Colorada planea ampliar su actividad extractiva en Colima

COLIMA, Col.- La minera trasnacional Peña Colorada pretende ampliar su actividad extractiva a una superficie de 179 hectáreas, con el propósito de obtener un volumen “probado y probable” de 95.8 millones de toneladas de hierro durante los próximos veinte años.

De acuerdo con el proyecto denominado “Fase 4”, la empresa de capital indio-italiano-argentino, que opera en el municipio de Minatitlán, Colima, tiene previsto invertir 85 millones de dólares, de los que 79.5 se destinarán al área de explotación y el resto al acondicionamiento de una tepetatera para el depósito de material estéril, así como a la construcción de una subestación eléctrica, una planta de tratamiento y una planta potabilizadora.

La solicitud de autorización en materia ambiental fue presentada por el consorcio minero el pasado 11 de mayo ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que actualmente la mantiene en proceso de evaluación bajo la clave 06CL2017M0014.

En la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), la empresa dice dedicarse a “la explotación, extracción y beneficio de mineral de hierro de uno de los depósitos de mineral de hierro más importantes que existen en el país, lo que ha permitido, en el contexto municipal, ser la fuente de empleo más importante, así como el detonador de la economía local por la derrama económica que generan las operaciones mineras, y del desarrollo de una serie de bienes y servicios”.

Por lo anterior, añade, “las operaciones de la Unidad Minera Peña Colorada constituyen un importante factor de desarrollo, ya que su producción representa aproximadamente 33 por ciento de la producción nacional de mineral de hierro”.

El documento refiere que en la actualidad Peña Colorada cuenta con áreas para el depósito de material estéril y áreas para la explotación del mineral, pero conforme a su plan de minado debe continuar con esta última actividad y, en consecuencia, también deberá contar con nuevas áreas para el depósito del material estéril, debido a que las áreas destinadas a esto están llegando su máxima capacidad de almacenamiento.

“Por tal motivo —expone—, el proyecto considera habilitar nuevas áreas para la explotación del mineral y nuevas áreas para depositar el material estéril, a fin de asegurar la continuidad de las operaciones de la Unidad Minera Peña Colorada”.

La extracción del mineral se realizará a tajo abierto en cuatro áreas denominadas Fase 1A, Fase 4A, Fase 4B, Fase 6B, y se conformará una tepetatera con una elevación sobre el nivel del mar entre 716.16 a 884.16 metros, para depositar 121 millones de toneladas métricas secas, aunque los recursos geológicos pudiesen variar, acelerar el llenado de la tepetatera, y con ello generar más estéril y por ende menor valor del yacimiento.

Así también, con la finalidad de encauzar el agua y desviarla abajo de la tepetatera y áreas de explotación, se harán obras de canalización y conductos de agua a base de cunetas, además de que se instalarán barreras de morillos con roca, para evitar le erosión hídrica del suelo al disminuir el escurrimiento superficial e incrementar el contenido de humedad para favorecer la regeneración natural.

Otras obras que se construirán son una planta de tratamiento de aguas residuales con una capacidad de 4.7 m3/h, para tratar el agua proveniente del área de servicios de la Unidad Minera Peña Colorada, que será utilizada para el riego de caminos y áreas verdes, a la vez que también se considera una planta potabilizadora con capacidad 7 m3/hr para potabilizar el agua que será tomada de una concesión de agua subterránea, que será destinada para uso y consumo humano.

La superficie total de ocupación del proyecto será de 305.57 hectáreas, de las cuales 128.57 se solicitaron para cambio de uso de suelo en terrenos forestales. Antes de llevar a cabo las obras y actividades consideradas por el proyecto se ejecutarán actividades como el rescate de fauna.

“Se ahuyentará a la fauna que pudiese encontrarse en el área del proyecto, y previo a cualquier actividad relacionada con su desarrollo se procederá al rescate de las especies de fauna de movilidad baja y aquellas especies que se encuentren o no dentro de la NOM-059-SEMARNAT-2010, para ser trasladados a sitios que presenten las mismas características ambientales, con la finalidad de que pueden seguir con su desarrollo natural, registrándose la fauna avistada”.

Cabe señalar que por las particularidades del proyecto y por el sitio seleccionado para su conformación, los despalmes y desmontes se realizarán de manera gradual, particularmente en el área para la conformación de la tepetatera, lo que permitirá ahuyentar a la fauna que todavía se localice en las áreas que serán afectadas.

“Para el caso de las áreas donde se desplazarán el resto de las obras y actividades, el desmonte y despalme será removida por medios mecánicos sólo cuando las condiciones topográficas sean seguras para trabajar, de lo contrario se harán manualmente”.

En la etapa de operación del proyecto, en particular para la planta de tratamiento, se generarán lodos provenientes del proceso de tratamiento de las aguas residuales, que serán secados para posteriormente ser analizados bajo la norma oficial mexicana NOM-004-SEMARNAT-2002, que ayudará a determinar si los lodos son seguros/libres de patógenos, para posteriormente ser utilizados para mejoramientos de suelo. En caso de no serlo, serán tratados como residuos de manejo especial y su retiro se realizará por medio de una empresa autorizada por la SEMARNAT.

Por otro lado y de acuerdo a las proyecciones al 2030, la Unidad Minera Peña Colorada a futuro planea generar una cantidad aproximada de mil 078 millones, 933 mil,617 toneladas métricas de residuos del proceso de minado que requieren ser dispuestos de una manera ambientalmente segura.

Fuente: proceso.com.mx

Editorial

Read more posts by this author.