Minera Peñoles convirtió a Velardeña en un poblado autosustentable

share on:
Minera Peñoles convirtió a Velardeña en un poblado autosustentable

ZACATECAS.- La vida de los habitantes de Velardeña, Cuencamé, cambió desde la llegada de la empresa minera Peñoles; de ser un pueblo fantasma, pasó a tener más de 6 mil habitantes y se convirtió en un poblado autosustentable.

Desde 1606 ha sido explotado como tierra minera, el Zinc, es el principal mineral y en menores cantidades el cobre; Silviano Pérez Jiménez, habitante de Velardeña, platicó lo mucho que ha cambiado la cabecera, gracias al compromiso social de la empresa.

Aseguró que en pequeñas acciones que ni ellos solos ni otras empresas lograron, es que se siente y se ve el mejor estilo de vida, “desde lograr la identidad de la cabecera, ya tenemos un escudo que nos representa, la rehabilitación del museo y la plaza”, compartió.

Hace cinco años que Peñoles se instaló y desde entonces han trabajado para que la sociedad tanto trabajadores como habitantes tengan mejores oportunidades, entre las obras en realizadas destacan también la remodelación de la parroquia, se instalaron luminarias led en las calles, así como la pavimentación y el drenaje, aseguran los habitantes.

El problema de escases de agua es otro de los grandes cambios que se han reflejado, pues antes era muy complicado realizar actividades como lavar.

“Hace años no teníamos agua, solo una vez cada cuatro días, desde que se trabajan los pozos tenemos acceso digno al agua, para todas las actividades”, dijo don Silvano.

Otro de los grandes logros que Peñoles llevó, es el acceso a los servicios de salud básicos para todos y no solo para los derechohabientes del IMSS. “Tenemos quien nos atienda todos los días y so antes no se veía, cualquier emergencia tenías que aguantarte y ahora ya no”, puntualizó.

Estudiantes de medicina de la UNAM, acuden a realizar su servicio social a la comunidad, de tal modo siempre hay atención médica todo el día, todos los días; los estudiantes, reciben además de la liberación de servicio y experiencia, comida, hospedaje y una pequeña beca.

Además; en el cetro comunitario se les imparte pequeños talleres y formas de autoemplearse para que, si por algún motivo, Peñoles dejara las actividades mineras, los habitantes no tengan que migrar de nuevo, ni se quede vacío el lugar.

“Se nos dan herramientas para tener empleos nosotros solos y eso hay que agradecerlo mucho”, recalcó el habitante.

El deporte cambia las vidas

Gracias a las academias de fútbol, muchos niños logran encaminar sus vidas a algo bueno, ya que, aseguran los habitantes, en años pasados se volvió un lugar muy triste y solo, debido a la falta de dinero, las empresas mineras anteriores no continuaron la actividad, dejando a las personas desempleadas, por lo que, muchos migraron y los jóvenes encaminaron sus vidas a causas delictivas.

En la academia de Velardeña, actualmente hay más de 30 niños y adolescentes, además de asistir a la escuela y tener promedio superior al 8.5, son niños más ordenados en casa y su vida en general, “Tenemos dos adolescentes ya en las fuerzas básicas del Santos y salieron de esta academia”, comento Silvano.

Editorial

Read more posts by this author.