Paros en las minas afectan la economía de las comunidades

share on:
Paros en las minas afectan la economía de las comunidades

Los paros laborales en las minas son un suplicio para la economía de las comunidades cercanas a los centros de extracción, de las que dependen los habitantes de la región.

El reciente bloqueo a la mina Peñasquito, ubicada en el municipio de Mazapil por transportistas, no solo afectó las operaciones de la empresa, sino la economía de los trabajadores, prestadores de servicios y comerciantes de la región.

Las ventas de los comercios de la localidad reportaron perdidas del 60% a la baja por el paro de actividades de la mina Peñasquito, ya que la extracción de minerales es la principal fuente de empleo de la región.

Fátima Rojas López habitante de Concepción del Oro y esposa de uno de los mineros de Peñasquito está en la espera de su segundo hijo, una joven madre que día a día vive con la incertidumbre de que su esposo se pueda quedar sin el sustento de la casa, “no se vale vivir así, en este último bloqueo a mi esposo lo tuvieron que meter a la mina en el helicóptero y tuvimos que gastar dinero que no tenemos en que se llevara comida, las tiendas que están adentro de la mina están vacías no tienen que comer porque no dejan pasar a nadie”.

La señora Blanca quien tiene un puesto de gorditas a un lado de la iglesia principal de Mazapil contó cómo fueron esos más de 10 días en que no había ventas, pues no había trabajadores que salieran y llegaran por un taco, mencionó que ´´yo creo que si esto sigue así tendremos que buscarle en otro lado, tenemos miedo de que el pueblo se quede solo y si no hay ventas, habrá que irle a buscar a la capital.

Con la mirada desesperada y portando con orgullo su chaleco color naranja fosforescente, Iván Martínez trabajador de Peñasquito tuvo que regresarse a su casa después de que algunos transportistas bloquearan el acceso a la mina, con dos hijos pequeños y una recién nacida Iván pidió a las autoridades que hicieran algo para que recuperará su trabajo, pues dijo “tengo muchas bocas que alimentar, el gobierno no hace nada, les falta gobernabilidad no pueden con los habitantes de rincón guadalupano van a poder con este problema necesitamos ayuda, queremos trabajo”.

Y así como estas hay cientos de historias más que relatan las consecuencias de un bloqueo en la única fuente de empleo que existe en ese pequeño pueblo, esa gran mina de oro que aunque le quedan sólo algunos años de vida, es lo más sagrado que puedan tener sus habitantes.

Fuente: Imagen

Editorial

Read more posts by this author.