Reivindicar a Pachuca con la minería

share on:
Reivindicar a Pachuca con la minería

La Ruta Arqueológica Minera de Pachuca es un proyecto que busca reivindicar a la Bella Airosa en la historia de México.

Así de claro es el concepto con el que inicia el recorrido que presentó la presidenta municipal, Yolanda Tellería Beltrán el 6 de noviembre pasado en el Teatro Cedrus de la ciudad.

¿Quién no ha escuchado que Pachuca es la capital de la minería?, al menos, alguna o varias veces hemos sido testigos del uso de dichas frases y menciones tanto para la capital como para la zona de la montaña, donde se habla del pasado minero y su actividad en siglos pasados.

¿Cuántas veces hemos ido a Real del Monte y hemos visto las minas como espacios abandonados, llenos de láminas y fierros que no entendemos a simple vista?

Llevo una década habitando la ciudad y recorriendo sus principales puntos, y jamás me había adentrado a las entrañas de lo que fue la Pachuca minera del siglo XVI a la fecha.

Me di a la tarea de investigar un poco a propósito de la presentación del proyecto de Ruta Arqueológica presentado por las autoridades municipales, de acuerdo al Servicio Geológico Mexicano, actualmente el estado es un importante productor de manganeso en el país y ocupa el tercer lugar en la producción de cadmio y en menor proporción en la extracción de oro, plata, plomo y zinc.

Según investigadores como el doctor Maximiliano Gracia del Colegio del Estado de Hidalgo y columnista de esta casa editorial, Hidalgo es productor de metales preciosos como oro y plata y en el caso del manganeso el estado de Hidalgo ocupa el primer lugar nacional en producción, de la cual el municipio de Tepehuacán de Guerrero es el principal productor, de acuerdo con el último censo económico de INEGI, pues dicho municipio aporta el 89 por ciento de la producción de manganeso de la entidad.

Ante ello el propósito de reivindicar a Pachuca como la capital minera del Centro del país cobra más importancia que nunca con una ruta donde ciudadanos locales y foráneos, nacionales y extranjeros, puedan no solo visitar sino maravillarse con estructuras de 1700, con muros que guardan los secretos de las haciendas de 1800 a 1900 y que además pueden quedarse a comer, a dormir, a pasear un día más, con derrama para los habitantes de la zona, para la zona turística del Centro Histórico.

Sin lugar a dudas no solo daría rumbo al desarrollo económico de Pachuca que tanta falta le hace sino que terminaría por integrar a la sociedad de dicha zona en los barrios altos donde por años se ha padecido de problemas tan extremos como la pobreza y falta de oportunidades siendo que están a pie de carretera y a 5 minutos de la urbanización de la Bella Airosa.

Fuente: Milenio

Editorial

Read more posts by this author.