Sustentabilidad en minería, ¿por qué es importante para el sector?

share on:
Sustentabilidad en minería, ¿por qué es importante para el sector?

A medida que avanzamos hacia un mundo sostenible, surgen tendencias clave que influirán de manera crítica en el éxito futuro de las compañías mineras. En este sentido, son muchas las personas que se preguntan: ¿Puede la minería ser sostenible? Por supuesto que sí. A continuación te presentamos cómo:

La minería se hace sostenible al desarrollar e integrar prácticas que reduzcan el impacto ambiental de sus operaciones. Esto incluye medidas tales como reducir el consumo de agua y energía, minimizar la perturbación de la tierra y la producción de desechos, prevenir la contaminación del suelo, el agua y el aire, y el cierre exitoso de la mina y las actividades de recuperación.

alt

Minería ambientalmente sustentable

Los continuos descubrimientos de nuevas reservas de petróleo, carbón y minerales, el reciclado mejorado de materiales y los avances en tecnología en los últimos años han disminuido en gran medida los temores de quedarse sin recursos no renovables.

Sin embargo, aunque la minería puede ocurrir en un área relativamente pequeña, la infraestructura relacionada y la contaminación de las actividades tienen el potencial de afectar la salud de los ecosistemas, así como reducir su capacidad de proporcionar los bienes y servicios necesarios para el bienestar humano y ambiental. Esto incluye la purificación de aire y agua, y la descomposición de los materiales de desecho, que pueden verse comprometidos cuando los ecosistemas están saturados por altos niveles de contaminación.

Para ser más sostenible desde el punto de vista ambiental, las operaciones mineras se llevan a cabo de forma que se minimice su impacto en el entorno y deje los sitios minados en un estado aceptable para su reutilización por las personas o los ecosistemas. La industria minera está desarrollando y utilizando una serie de estrategias y tecnologías de gestión para disminuir los impactos ambientales de la minería:

Reducir las entradas

Agua

El agua se usa en una serie de aplicaciones en sitios mineros. Al desviar las aguas superficiales y bombear las subterráneas, las operaciones mineras pueden reducir tanto la cantidad como la calidad del agua disponible para ecosistemas acuáticos, y otros usuarios industriales y municipales.

Energía

La minería y el procesamiento de metales pueden ser procesos muy intensivos en energía. Por ejemplo, el combustible diésel es utilizado por camiones y excavadoras; la electricidad se usa para moler el mineral y refinar el cobre y el aluminio, y se necesita carbón para fundir el mineral de hierro y fabricar acero.

Perturbación de la tierra

Los sitios minados actualmente perturban una pequeña fracción de la superficie terrestre total de la Tierra. Por ejemplo, menos del 0.01% de la superficie terrestre de Canadá se ha utilizado para la producción de minerales y metales desde que comenzó la actividad minera hace más de 100 años.

Reducir las salidas

Residuos

Los desechos de la mina incluyen los sólidos, el agua y las partículas de aire, las cuales pueden variar significativamente en su composición y el potencial de contaminación ambiental. Además de prevenir la contaminación del suelo, el agua y el aire, se requieren planes de manejo de residuos para seleccionar y diseñar instalaciones de almacenamiento adecuadas para los grandes volúmenes de desechos producidos en la mayoría de los sitios mineros.

La actualidad de la sustentabilidad en minería

En la actualidad las discusiones de sostenibilidad se enfocan más en las acciones de las marcas de productos de consumo, minoristas y tecnología. No obstante, es importante verificar periódicamente con las otras industrias de impacto ambiental y ver cómo están pensando en estos temas.

Andrew Winston es un experto reconocido a nivel mundial sobre cómo las empresas pueden navegar y beneficiarse de los desafíos ambientales y sociales. Winston explica en HBR que recientemente estaba en Chile en el Congreso Mundial del Cobre, donde habló en frente de mil 800 ejecutivos en el Centro de Estudios de Cobre y Minería (CESCO). En este evento, se dio cuenta que la agenda de sostenibilidad moderna, más allá del cumplimiento normativo, se está volviendo muy importante para este sector, con riesgos y oportunidades derivados de las presiones ambientales y sociales.

alt

Él toma en cuenta la escala de cobre, con más de 25 millones de toneladas producidas anualmente. Chile es la mayor fuente, produciendo alrededor del 25% del total mundial. El mayor comprador es China, que utiliza aproximadamente del 40% al 60% de los principales productos básicos del mundo, incluido alrededor del 45% del cobre mundial.

Una industria así de grande, con materiales pesados, crea impactos ambientales significativos. Durante años, la agenda tradicional de responsabilidad corporativa ha requerido que estas compañías trabajen con mayor transparencia y con las comunidades locales a lo largo del ciclo de vida de los grandes proyectos. Esto forma parte del conjunto de herramientas para mantener su "licencia para operar".

Pero la agenda de sustentabilidad en la minería se está ampliando. La industria tiene mucho que perder si no comprende y gestiona las megatendencias mundiales, como la creciente presión sobre los recursos naturales, las progresivas demandas de transparencia y la acción global sobre el cambio climático que afecta a todas las empresas intensivas en energía. Por otro lado, el aumento de la economía limpia está generando un importante crecimiento para el negocio del cobre.

Riesgos de sustentabilidad en minería

Un mundo que crece a un paso de 9 o 10 mil millones de personas, con muchos más ricos, necesita más de todo. Sin embargo, la riqueza de los minerales ha disminuido a largo plazo para la mayoría de los elementos. La ley del mineral de cobre ha bajado del 4% desde hace un siglo a bastante menos del 1% ahora… y sigue cayendo. La extracción de cobre no solo se ve afectada por las presiones de los recursos naturales: encarna las limitaciones de dichos recursos.

Esta tendencia a largo plazo requiere excavar más tierra para obtener la misma cantidad de cobre. De 2006 a 2016, la ley de mineral de cobre cayó un 25%, pero la producción total aumentó un 30%. Igualmente, el uso total de energía en el sector incrementó un 46%, una relación más que lineal entre la expansión de la producción y el crecimiento del consumo energético.

Esta situación es un riesgo importante para el sector, ya que los expone a preocupaciones profundas sobre las emisiones de carbono. El cambio climático podría parecer remoto, pero no es así. El compromiso de Chile con el acuerdo climático de París, por ejemplo, es reducir las emisiones en un 30% para 2030. Ninguna industria puede permitirse el lujo de seguir contaminando.

Buenas noticias para la sustentabilidad en minería

1) La energía limpia se está abaratando rápidamente, con los costos de la energía solar cayendo un 80% en la última década.

Debido a una casualidad de la dotación atmosférica que mantiene los cielos libres de nubes, gran parte de Chile recibe más radiación solar por metro cuadrado que en cualquier otro país del mundo. La industria está empezando a adoptar las energías renovables, por lo que la economía limpia debería mantener al sector en el lado correcto de la lucha en contra del cambio climático.

2) El aumento de la economía limpia está creando nuevos mercados de crecimiento para el cobre.

La rápida caída en el costo del almacenamiento de la batería está generando algunas proyecciones prometedoras para el uso de vehículos eléctricos, los cuales requieren aproximadamente cuatro veces más cobre que un motor de combustión interna.

Estas son buenas noticias para el sector, pero cuando combinas estas tendencias obtienes una imagen mixta. Las leyes del mineral siguen disminuyendo y el mundo necesitará aún más cobre que antes. Eso significa que es hora de utilizar el lente de la sostenibilidad para pensar de maneras diferentes sobre los metales y cómo construir una economía circular. ¿Qué pasaría si se reconsidera de dónde se obtienen? Por ejemplo, ¿por qué se tienen que desenterrar metales nuevos o vírgenes en lugar de reutilizar lo que ya se tiene?

3) Uno de los mayores pasivos ambientales de este sector son los «estanques de relaves», los grandes depósitos de restos mineros con metales en un porcentaje demasiado pequeño como para preocuparse hasta ahora.

El año pasado, Winston estaba en Kazajstán, otra importante economía minera donde conoció a ejecutivos de ERG, una compañía minera del centro de Asia. ERG tiene un proyecto en la República Democrática del Congo: ha descubierto una forma económica de reprocesar los relaves en una de las piscinas más grandes del mundo para recuperar algo de cobre y cobalto. Este es un sistema ganar-ganar para reducir el riesgo ambiental y evitar la gran huella de la producción virgen.

4) El reciclaje proveniente de una fuente de metales en particular: la electrónica antigua.

Un estudio de la ONU estimó que, libra por libra, los desechos electrónicos tienen de 40 a 800 veces más oro que el mineral de oro.

De acuerdo con Winston, visitar Chile le dio la oportunidad de explorar cómo las megatendencias se abren paso en el pasado, presente y futuro de la sustentabilidad en minería. Cada vez es más obvio que cada empresa e industria, sin importar cuán pesada o moderna sea, tiene un gran interés en temas como el cambio climático, la tecnología limpia y las crecientes demandas de transparencia.

Editorial

Read more posts by this author.