Venezuela prevé inversión para explotar coltán

share on:
Venezuela prevé inversión para explotar coltán

Uno de los grandes retos que se ha planteado el gobierno nacional es la diversificación de la economía para romper con la dependencia del petróleo y lograr que la minería se consolide como la segunda actividad en aportar al Producto Interno Bruto (PIB).

Para ello, entre los esfuerzos que se realizan figura el Plan Minero que no solo contempla la explotación y desarrollo del Arco Minero del Orinoco (AMO) sino también el impulso de la actividad en distintas zonas del territorio nacional.

Para lograr este objetivo el Ejecutivo, a través de la Corporación Venezolana de Minería (CVM), ha desarrollado alianzas para la explotación de las reservas minerales existentes en el AMO que se materializaron el año pasado, y en las que el Estado mantiene el 55% del control accionario y de las ganancias.

En el caso del coltán, entre las primeras empresas que se dedicarán a la actividad se encuentran Parguaza, producto de la alianza con la firma nacional Faoz- y Oro Azul- la cual tiene como accionista a la empresa nacional Supracal – en tanto que, para la explotación de oro se trabaja actualmente con Siembra Minera asociada con la canadiense Gold Reserv.

De acuerdo con lo expresado por el vice ministro de Inversión Ecominera, Víctor Cano, en un período de 2 ó 3 años la actividad minera se consolidará como uno de los motores fuertes de la economía en forma progresiva. En el caso del coltán se estiman inversiones por el orden de los $200 millones en el primer año con la generación de entre 200 y 300 empleos directos y 1.000 indirectos por cada empresa, es decir en una superficie cercana a las 8 mil hectáreas, y en el oro con Siembra Minera el monto del capital estará sujeto a las reservas que se encuentren en un área de 18 mil hectáreas en la que se crearán 1.000 empleos directos y 3.000 indirectos.

Sin embargo, acotó que en el caso del oro, aparte de la tonelada mensual que estará aportando la pequeña minería que es importante si se considera que 1 kilo de oro cuesta alrededor 40 mil dólares, en un lapso de entre 2 y 3 años se estima que se suministrarán al Fisco, entre 30 y 36 toneladas anuales “en la medida en que se capitalicen inversiones, mejoren las tecnologías y se recupere el aparato productivo del tema minero”.

Adelantó Cano que actualmente CVG Tecmin e Ingeomin trabajan en el cálculo del oro y el diamante presentes en el AMO. Destacó que en el caso del oro existen 32 bloques a ofertar de los cuales se han cuantificado tres que contienen reservas equivalentes a 7.500 millones de dólares mientras que, en diamante se han cuantificado 2 de las 9 áreas delimitadas en las cuales se estima existen unos 80 millones de quilates.

Las estimaciones inferidas de la reservas de oro totales en el AMO se ubican en 80 mil millones de dólares, según el funcionario mientras que, en diamante el Viceministro aclaró que es difícil de establecer porque depende de características como tamaño y color elementos éstos vinculados directamente con la calidad, pero se calcula que hay en general 900 millones de quilates disponibles para explotar. Ejemplificó que un diamante de 10 kilates tipo gema puede costar 5 millones de dólares o 3 dólares si se trata de una piedra totalmente industrial.

Informó que Sudáfrica está en proceso de presentar la oferta para realizar operaciones en el Arco. No obstante, previamente la delegación que visitó el país hace una semana deberá informar a los inversionistas interesados de los estudios realizados en el bloque que se les está ofertando, para que posteriormente se pase a la fase de la conformación de empresas mixtas.

Reveló que hay una empresa sudafricana interesada en la extracción de oro y diamantes en la cuenca del Río Caroní y El Gurí. “En El Gurí estimamos que hay 1.111 millones de toneladas de sedimentos, entre ellas, diamante y oro. Con la técnica del país africano se separa y aumenta la capacidad de generación hidroeléctrica del embalse”, sentenció. La extracción de los minerales se hará por proceso mecánico y no químico para que no haya impacto ambiental.

Cano dijo que el Plan Minero apalancado a través del AMO está en plena ejecución. “Estamos trabajando arduamente, esta semana recibimos una comisión de Canadá. Los inversionistas chinos también están interesados. En los próximos meses empezaremos a ver más resultados de grandes inversiones”. Al hacer un balance del trabajo estimó que va bien orientado y citó como muestra de ello es que se ha concretado la entrega de una tonelada de oro mensual al Banco Central de Venezuela (BCV) lo cual, asegura, ha sido posible gracias al trabajo de organización de la pequeña minería.

Recordó el funcionario que todo proyecto minero que se desarrolla en el país tiene asociado un plan de protección ambiental y además las empresas nacionales y extranjeras deben asumir la responsabilidad de hacer aportes al Fondo Social Minero.

Afirmó que el Plan Minero en el AMO contempla la conformación de 21 zonas posibles para la pequeña minería y están trabajando con 9 en una primera fase. Precisó que en la zona 4 se está organizando a los trabajadores mineros de Guasipati, El Callao y Tumeremo. Aunque reconoce que se trata de un trabajo complicado porque todos los días hay que ganarse la confianza de quienes se dedican a la actividad en pequeña escala, es optimista respecto a que antes de que culmine el año las organizaciones estarán formalizadas y legalizadas.

Las brigadas, dijo, están asociadas a la disposición de entre 12 y 14 plantas a instalar para el procesamiento de los minerales que contarán con alta tecnología, libre de mercurio e inocuas al ambiente “porque el plan ambiental es transversal a todo el trabajo que realizamos e incluso se contempla la remediación de los pasivos ambientales existente y hay el compromiso de que no se generen más”.

Otras áreas

Sobre las zonas ajenas al Arco Minero, el vice ministro Cano informó que en menos de un mes esperan seleccionar nuevos inversionistas en carbón y niquel, puntualmente en el estado Zulia y en el centro del país

En el Zulia, se estima que la inversión superará los $400 millones y para la explotación de niquel en la región central, ésta se ubica por el orden de los $150 millones ambas, explicó, se orientan a impulsar el desarrollo de las dos actividades. Los procesos de concurso están abiertos y participan capitales extranjeros provenientes de Italia, China, colombo holandesa y de otras latitudes.

En Carbozulia hay un plan futuro que contempla producir 8 tn anuales en tres años. Sobre el niquel se prevé que en un año el país esté capacitado para generar 12 mil toneladas anuales.

Fuente: El Universal

Editorial

Read more posts by this author.