La Comisión Federal de Electricidad (CFE) reactivará la compra de carbón en Coahuila bajo un esquema de compra directa y equitativa con los productores y sin intermediarios como la Promotora para el Desarrollo Minero (Prodemi).

La próxima semana concluirán el padrón de productores de carbón en la entidad y se definirá la estrategia para la distribución de las compras, reveló ayer en entrevista, el director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz.

El funcionario dio a conocer que a pesar de que la reforma energética limitó la generación de energía a partir del carbón, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a asegurar la venta de carbón a los productores de Coahuila, lo que se va a cumplir bajo un nuevo esquema.

Eliminar a los intermediarios y comprar el carbón directamente a los productores formales es el principal objetivo para la Comisión Federal de Electricidad, que en breve reactivará la adquisición del mineral en un esquema que dejará fuera a los intermediarios y acaparadores que históricamente han existido en Coahuila.

El año pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó Sabinas, Coahuila y fue recibido con reclamos de los productores locales de carbón, a quienes en los últimos años la CFE les ha dejado de comprar un 90 por ciento del carbón, a raíz de la entrada en vigor de la reforma energética.

López Obrador se comprometió a asegurarles la compra de carbón de manera permanente, con la condición de que sea sin intermediarios ni acaparadores que especulan con permisos de extracción de carbón.

En entrevista, el director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, dijo que para cumplir con el compromiso del presidente, en primera instancia la Secretaría de Economía realizó un censo que será entregado la próxima semana, en el que se tendrá la lista de los verdaderos productores que hay en el estado, para que directamente se les compre el mineral.

“Esa región vive de ese producto y hay una queja en la cual se acusa a acaparadores del carbón, que son unos cuantos y lo controlan todo. El objetivo del presidente es que se compre el carbón y se distribuya equitativamente, que no haya nadie que pueda aprovecharse de esa riqueza de la región”, dijo Bartlett Díaz.

El nuevo esquema de distribución eliminaría a todos los intermediarios, como en los últimos años venía siendo la Promotora para el Desarrollo Minero (Prodemi) y asegurará que solo se beneficie a quienes verdaderamente se dedican a la extracción y distribución del mineral. Las transacciones se harán directamente con ellos.

Pese a que la reforma energética provocó que se limite la generación de energía eléctrica a partir del carbón, el director de la CFE aseguró que el Centro Nacional de Control de Energía y la Comisión Reguladora de Energía ya autorizaron que se defina un esquema de compra permanente a los productores de Coahuila.

alt"No habrá nadie que pueda aprovecharse de la riqueza de la región Carbonífera", dice Manuel Bartlett.

“Si te bajan el consumo y no hay generación de electricidad, no hay posibilidad de comprar. Ese problema se tenía que resolver, se tiene que generar electricidad y en este caso comprar el carbón a la población que vive de eso y se tiene un compromiso con ellos. Hemos tenido que luchar en estos meses para que esas reglas se interpreten de una manera adecuada y permitan que generemos electricidad”, dijo.

Además, Bartlett Díaz criticó que, en la administración federal pasada y a días de la elección presidencial del 2018, la CFE otorgó un contrato por 21 millones de toneladas de carbón a tres años (del 2019 al 2021) a la empresa “CIC Corporativo Industrial Coahuila”, que es una subsidiaria de Altos Hornos de México (AHMSA) y dejó desprotegidos al resto de los productores.

“Firmaron aquí un contrato para asegurarle a Altos Hornos la compra por tres años de una cantidad de carbón muy grande. Eso es un contrato absolutamente inadecuado, sin revisar precios ni nada, ese es otro problema que nos dejaron aquí y hay que analizar. Están en quiebra y vendiéndose, pero tenemos el compromiso con la población”.

Bartlett Díaz afirmó que el contrato será revisado por la CFE y en su caso podría ser revertido, además de que cuenta con denuncias de acaparadores y coyotes que durante años están metidos en la venta de carbón.

“Tenemos que llevarnos el carbón de los verdaderos mineros y ayudar a los pequeños mineros, porque esa es una cuestión obligada, el presidente así lo señaló. No voy a decir que los que están agrupados en organizaciones serán satanizados o los vamos a eliminar, sino que vamos a hacer un censo de carboneros y a ese censo le vamos a dar a los que están en el padrón, tengo que garantizarles la venta”.

A partir de contar con un padrón de productores de carbón en Coahuila, la CFE diseñará una estrategia para determinar el volumen de carbón que se va a requerir para la operación de las plantas de CFE en Nava y la cantidad se va a distribuir de manera equitativa, directamente con los productores.

“Tenemos una Secretaría de Economía que tiene una Subsecretaría de Minería, es la autoridad. No soy autoridad, pero ellos ya están terminando y la semana entrante me entrega una lista de quiénes son los productores, un censo, un padrón, para que no anden con que hay acaparadores, tenemos que tener un censo”.

Reiteró que todavía no se conoce cuándo se podría definir el monto y la fecha en que se iniciará con la compra de carbón, pero dijo que será a la brevedad.

“Tenemos el padrón la semana entrante con el apoyo de Economía, pero no va a pasar mucho tiempo, están las cantidades afinándose, no las puedo decir ahorita porque no son permanentes, pero en abril, mayo o junio, por temporadas, con coronavirus o sin coronavirus, vamos a tener la solución permanente para la región de Sabinas”, detalló.

En ese sentido, descartó la información que sugería que los productores de carbón habían alcanzado un acuerdo con la CFE para la adquisición de más de 700 mil toneladas para el 2020. Aseguró que esa información es falsa, pues no se ha autorizado un monto en específico.

“Salió una nota que había miles de toneladas, eso yo no lo autoricé. No vamos a ir otra vez a la especulación a engordar a los ya gordos, sino un acto de justicia. Lo complicado ahorita es quién va a cobrar, quién va a vender, si va a ser de manera directa, es lo que todavía no tenemos, tengo el padrón y la obligación de comprarles a los de verdad y no caer en el pasado”, concluyó.

El director de la CFE expuso cómo serán las compras de carbón:

Fuente: VANGUARDIA|MX