El 50 por ciento de los 16 grandes complejos mineros de Chihuahua están cerrados y, el resto, lo hará en los siguientes días por no ser considerados esenciales durante esta contingencia de salud, informó este martes el director del Clúster Minero de Chihuahua, Gerardo Durán Alarcón.

Señaló que eso ya tiene un impacto negativo en las comunidades rurales que dependen de la minería, porque prácticamente se detuvo la actividad económica y de servicios que ofrecen a la industria y sus trabajadores.

Precisó que un sondeo realizado por el Clúster entre sus asociados arrojó que entre su red de proveedores que dan empleo a unas 100 mil personas, ya empezaron a prescindir de parte de sus trabajadores por la caída de sus ventas a la industria.

Estimó que al final del proceso de cierre de las 16 grandes empresas mineras, un total de 18 mil colaboradores serán mandados a sus casas con el cien por ciento de su sueldo, y hasta ahora ninguna ha manifestado la necesidad de despedir personal.

No obstante, recalcó el director del Clúster Minero de Chihuahua, que también las empresas mineras requieren del apoyo del Gobierno Federal, ya que ninguna empresa por muy fuerte que esté, podrá enfrentar sola una crisis como la presente.

Observó se requiere del apoyo y más que todo ahora que parece indicar que la contingencia y la inactividad económica se podría prolongar un mes más.

Gerardo Durán indicó que salvo la mina de carbón que tiene contratos con el Gobierno Federal, de ahí en más todas las minas se declararon como no esenciales desde el pasado 31 de marzo.

Informó que se ha reducido las actividades en el sector, y como no son igual que muchas actividades productivas que dicen: “nada más apago la luz, cierro la llave y me voy”.

“Aquí se deben hacer de forma gradual y constante, sobre todo por el tema de la responsabilidad social y ambiental, así como para no dejar los químicos expuestos y material peligroso sin ninguna protección, ya que eso sería irresponsable en cierta forma.

“Todos los cierres se han dado de forma gradual, por lo que ahora el 50 por ciento de las empresas están paradas, y el resto, están en vías de eso”, explicó Gerardo Durán.

Indicó que con el cierre no sólo se verá afectada la industria minera, sino también las mismas comunidades serranas las cuales se verían sin recursos y dinero.

Las minas han manifestado apoyo a las comunidades y de alguna forma ofrece, por ejemplo, en la comunidad de Ocampo cuatro ambulancias disponibles para la sociedad en general.

También se ha puesto a disposición de la comunidad el servicio de médicos y hasta respiradores de los que adolece la ciudad de Chihuahua.

Esto aparte del apoyo necesario en cuanto a higiene, ya que se han entregado paquetes completos de jabón, gel anti bacterial, guantes, cubrebocas y otros productos.

Finalmente, el industrial dijo que la inactividad minera en Chihuahua y México puede tener un impacto adverso no sólo para el sector, ya que hasta para hacer la medicina es esencial, aunque en realidad, todo depende de la producción de este gremio.

Fuente: El Diario