A pesar de que el gobierno de México declaró a la minería como una actividad no esencial, al parecer las autoridades de la Secretaría de Salud tienen interés por hacerse de los servicios médicos que tiene la industria en lugares alejados.

Nos cuentan que representantes de algunas mineras, junto con otras autoridades se reunieron con el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, para explicarle todo lo que puede ayudar la minería ante esta pandemia.

Las autoridades deben saber que es un hecho que la paralización de operaciones de la minería frenará la producción de cobre, plata y acero, materiales necesarios para el sector automotor, de la construcción, las telecomunicaciones e incluso para el sistema de salud que demanda de materia prima en sus quirófanos, para atender la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Al parecer, las autoridades sanitarias no tenían información sobre el sistema de salud que instala la industria minera en lugares apartados, por lo que mostró interés por contar con su apoyo.

Por cierto, hace unos días Newmon Peñasquito entregó 3 mil paquetes y Grupo México 8 mil equipos básicos de limpieza en comunidades aledañas a las mineras, que incluían gel antibacterial, cloro, un jabón neutro en barra e incluso termómetros.

Fuente: El Financiero