Ha generado más de mil 200 puestos directos de trabajo, de los cuales, señala, 70% son ocupados por trabajadores originarios de Oaxaca

La Compañía Minera Cuzcatlán celebró los 10 años que lleva haciendo presencia en el estado, trayectoria que le ha permitido convertirse en una de las empresas más importantes de Oaxaca, ya que provee a la entidad de una derrama económica anual de 600 millones de pesos en su zona de influencia.

Esta inversión, que lleva a cabo a través de la Unidad Minera San José, ubicada en el municipio de San José del Progreso, perteneciente al distrito de Ocotlán, en la región Valles Centrales, incluye salarios, contratación de servicios, prestaciones sociales y convenios con las comunidades.

De esta manera, Compañía Minera Cuzcatlán ha generado más de mil 200 puestos directos de trabajo, de los cuales, señala, 70% son ocupados por trabajadores originarios de Oaxaca.

“Su principal objetivo es generar valor compartido a largo plazo, a través de una producción eficiente, la protección del medio ambiente y la responsabilidad social. Actualmente, trabaja bajo un modelo de sostenibilidad, el cual forma parte integral de sus operaciones y relaciones”, afirmó la empresa.

En este sentido, la minera realiza inversiones cada año en favor de la protección del medio ambiente, mediante la reforestación de más de 40 hectáreas de terreno, lo que impacta directamente en la captación de agua para mantos acuíferos, regeneración de los nutrientes del suelo, formación de suelos fértiles y prevención de la erosión.

“Asimismo, la empresa cuenta con una operación que no utiliza cianuro, no utiliza agua del subsuelo. Trabaja con un ciclo cerrado de agua a base de captación pluvial, con cero descargas y aprovechando el tratamiento de las aguas negras de Ocotlán de Morelos, a través de la administración, operación y mantenimiento de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales ubicada en este mismo municipio, la cual también opera en favor de esta población”, detalla.

Este tipo de iniciativas le valieron el reconocimiento “Empresas Responsables”, que apunta a las compañías con mayor responsabilidad corporativa; es decir, con reconocidas prácticas económicas, sociales y ambientales.Por ello fue incluida en dicha lista, que es publicada por la revista Expansión.

La compañía minera remarca que que su operación está enfocada en un principio de convivencia y armonía, en particular con las comunidades vecinas al proyecto, así como en un respeto hacia la riqueza cultural de la entidad.

Por ello, ha llevado a cabo convenios municipales que contemplan una inversión social con San José del Progreso, desde 2011, en cinco campos de trabajo: educación y cultura, salud y nutrición, proyectos sostenibles, desarrollo de infraestructura social e integración comunitaria.

En el rubro de salud y nutrición, la empresa puntualizó que ante la pandemia de Covid-19,creó un fondo de emergencia comunitario para expandir y mejorar los servicios de salud locales, mediante la donación de medicamentos y el apoyo con despensas a más de 8 mil 500 familias de San José del Progreso.

Fuente: oaxaca.eluniversal.com.mx