La compañía Bacanora Lithium señaló que es poco probable que la propuesta de nacionalización de la industria del litio en México afecte su proyecto Sonora.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ordenó una evaluación de la iniciativa legislativa, dijo que respetará las concesiones mineras existentes, según un vocero de Bacanora citado por el diario local El Economista.

La compañía ya tiene concesiones concedidas en Sonora, el proyecto de litio más grande y avanzado de México.

Los grandes proyectos de este metal requerirán miles de millones de dólares para desarrollarse, agregó Bacanora. Con las consecuencias de la pandemia de COVID-19 en la economía el gobierno tiene muchas otras prioridades de gasto urgentes.

La minería de litio también requiere conocimientos técnicos, y Bacanora se beneficia de la experiencia de su socio de riesgo compartido Ganfeng Lithium.

La nueva tecnología proporcionada por la firma china jugará un papel clave en la viabilidad económica de Sonora, explicó la compañía canadiense.

El senador Alejandro Armenta, del partido oficialista Morena, presentó un proyecto de ley en noviembre que pretende que el metal para baterías se considere propiedad exclusiva de la nación y que su producción esté bajo control del Estado.

El objetivo de la medida, que ha sido criticada por actores de la industria minera, es garantizar que México obtenga el máximo beneficio de sus recursos de litio, cuya demanda debiera incrementarse en los próximos años en medio del auge de los vehículos eléctricos.

México no es un productor de litio, pero se espera que esto cambie en 2023 cuando el proyecto Sonora, de US$420mn, comience a producir a 17.500t/a de carbonato de litio, para aumentar a 35.000t/a en una segunda etapa de expansión.

Fuente: Bnamericas