public

Minera Penmont informa sobre la legalidad de tierras donde opera su Mina "La Herradura"

Después de que esta semana un grupo de ejidatarios de El Bajío, ubicado entre Caborca y Puerto Peñasco, Sonora, se manifestaran frente a Palacio Nacional para denunciar que Penmont, propiedad

hace 8 meses

Última Publicación Apoya Minera Media Luna a jóvenes de Atzcala para que continúen sus estudios por Editorial public

Después de que esta semana un grupo de ejidatarios de El Bajío, ubicado entre Caborca y Puerto Peñasco, Sonora, se manifestaran frente a Palacio Nacional para denunciar que Penmont, propiedad de Minera Fresnillo, entró ilegalmente a sus terrenos, ésta aseguró que desde 2013 hizo la devolución de los mismos.

La empresa aclaró que no hubo ningún acto ilegal en su ocupación, pues en el año 2000, cuando comenzó la ampliación de su operación “La Herradura”, con un nuevo proyecto denominado Soledad y Dipolos, realizó un par de convenios (2002 y 2005) con los ejidatarios del lugar.

Tiempo después, explicó, los acuerdos fueron desconocidos por cuatro ejidatarios: Jacinto Cruz Pérez, José Concepción Cruz Pérez, Erasmo Cruz Pérez y Carmen Cruz Pérez, quienes promovieron un juicio agrario argumentando que ellos eran los únicos ejidatarios con derechos a las tierras de uso común de El Bajío.

Ante esta situación, según explica Penmont, los demás integrantes del ejido defendieron la validez de los convenios celebrados con la minera; sin embargo, el fallo se dio en favor de los cuatro ejidatarios antes mencionados y la empresa procedió a la devolución de los terrenos, con una extensión de mil 844 hectáreas con todo e infraestructura desarrollada.

Incumplimiento parcial

“El área donde se encuentra la mina Dipolos fue entregada desde el 13 de julio de 2013 y por ello, con fecha 5 de diciembre de 2016, el Tribunal Unitario Agrario tuvo por cumplida la sentencia dictada en el expediente 188/2009”, apuntó Penmont.

Asimismo, enfatizó que desde esa fecha la empresa no tiene acceso a los terrenos, por lo cual no se ha cumplido parte de la sentencia, dado que conforme a la resolución, Minera Penmont debe realizar trabajos de remediación de caminos y áreas en donde se realizaron trabajos de barrenación; sin embargo, el ejido no ha dado acceso y el tribunal tampoco ha podido garantizarlo.

“El ejido El Bajío alega el incumplimiento de otros juicios agrarios (del 494/13 al 497/13 y del 504/13 al 567/13) que se promovieron para declarar la nulidad de los convenios de ocupación previa respecto a las parcelas de grupo número 68, 71,72 y 76. Cabe aclarar que la Minera Penmont no tiene acceso a esas parcelas desde 2013 y son áreas en las que únicamente se realizaron trabajos de exploración”, apuntó.

Fuente: jornada.com.mx

Editorial

Publicado hace 8 meses

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.