Con la participación de representantes de las mineras Grupo México, Pan American Silver, Industrias Peñoles y de la iglesia católica, que colaborarán en coordinación con el ayuntamiento, este lunes se determinaron protocolos de seguridad para las celebraciones religiosas y peregrinaciones que se realizarán durante diciembre.

Lo anterior, para continuar la protección entre la ciudadanía ante la presencia de la pandemia de la COVID-19, “que continúa y que por ello no podemos bajar la guardia”, expresó el regidor Ricardo Hernández Zamago, presidente de la Comisión de Salud.

Según las acciones acordadas, habrá vigilancia permanente de los protocolos de sanidad, principalmente el 12 de diciembre, cuando se venera a la Virgen de Guadalupe, pero también durante las posadas, Navidad y Año Nuevo, o el día de la Virgen de la Concepción.

Se estableció que las misas que se realicen quedarán limitadas a cien personas dentro de los templos y 150 si son en el exterior, y se instalarán filtros a la entrada y salida del templo, que serán por la parte trasera del lugar.

El regidor explicó que del 3 al 7 de diciembre, por lo general se espera la presencia en las iglesias de entre 300 y 400 personas por día, pero a partir del día 8, cuando se celebra a la Virgen de la Concepción, y hasta el 12, la presencia aumenta hasta a 800 personas que acuden a las iglesias, principalmente en peregrinación; de ahí la importancia de establecer estos protocolos sanitarios para evitar aglomeraciones.

Otro dato que dio el regidor es que hace unos días se detectó una persona recién recuperada de COVID-19, y, al quedar comprometido su sistema respiratorio, contrajo influenza, por lo que ante la temporada de frío que ya comenzó, la Secretaría de Salud también reportó un ligero repunte de casos de coronavirus, por lo que es preciso reiterar que la pandemia no ha terminado.

Asimismo, recordó que de acuerdo con los servicios de salud, las predicciones para esta temporada invernal es el incremento de resfriados, gripes, así como COVID y posiblemente influenza.

Ante ello, se determinó plantear estos protocolos que se discutieron, se ajustaron y avalaron por parte de las partes involucradas, debido a que vienen muchas fiestas en las que se generarán aglomeraciones de personas y es preciso no bajar la guardia.

En todas las acciones, se tendrá la presencia por parte de elementos de Protección Civil y Bomberos, que vigilará que todos porten cubrebocas en todo momento.

Aunque no se prohibirán las peregrinaciones, el regidor advirtió que, de acuerdo con los dos párrocos en que se divide el municipio, se acordó tener tres filtros, al inicio, a la mitad y al final de las mismas.

Este protocolo se reforzará principalmente el día 12 de diciembre, que es cuando se espera la mayor afluencia de personas en capillas y templos, para lo que sólo se aceptará un aforo al interior de entre 80 y 100 personas y si sólo acuden a santiguarse, deberán hacerlo en 10 minutos.

Respecto de la participación de las mineras en esta campaña de prevención, comentó que la invitación se hizo debido a que los trabajadores mineros son muy devotos de la Virgen de Guadalupe y tienen una activa participación en peregrinaciones y festejos.

Es por ello, añadió, que “nos interesa mucho que se mantengan las medidas y que sean lo más acertadas posible para evitar situaciones de mayor número de contagios o más delicadas, además porque cuando hay contagio, también el sustento familiar se ve afectado”.

Las mineras además contribuirán con material, otorgando de inicio 10 mil cubrebocas y otra cantidad todavía no cuantificable de gel.

Fuente: ntrzacatecas.com