La base de la economía en México durante el periodo que abarca la Nueva España, era la minería, principalmente, la explotación de oro y plata.

La producción minera tuvo su mejor momento durante el siglo XVIII. En el periodo que abarcó de 1740 a 1803, la producción de oro y plata se triplicó.

¡Actualízate con nuestro canal de Telegram!

En su momento, la mina La Valencia en Guanajuato, se le consideró como la operación minera de plata más importante del mundo.

Las principales minas de la Nueva España se ubicaban en Guanajuato y Zacatecas.

Gracias al apogeo de esta actividad, se desarrollaron otras actividades en México, como el comercio y la agricultura. Esto benefició, sobre todo, a la región de Guanajuato y El Bajío, precisamente por su cercanía con las minas de mismo Guanajuato y Zacatecas.

Como la explotación de oro y plata era la principal actividad económica de la colonia, esto ayudó a la creación de un sistema de comerciantes peninsulares, y se consolidó un poderoso grupo criollo.

Los grupos se ubicaron en consulados en México y Guadalajara, fue como se distribuyeron los capitales en el territorio. Gracias al poder económico, tienen la capacidad de contar con representación política, gestión y cabildeo.

Años de crisis

La crisis de la Nueva España se dio al final del siglo XVIII, justo cuando se hicieron las reformas borbónicas que aplicó la Corona. El objetivo era modernizar la administración de las colonias y hacer más rentable la explotación de sus recursos. Existía una escasez de capitales, pues el monopolio sobre la plata lo tenían los comerciantes.

Una gran parte de las rentas de la explotación de las colonias no llegaba a las arcas reales, se repartían entre distintos grupos los arreglos que estos tuvieran con la Corona.

Gracias al libre comercio en el virreinato, los criollos y mestizos amasaron poder económico y político. Por esta razón, comenzaron a ocupar cargos en la administración virreinal.

La Nueva España entró en bancarrota para las últimas décadas del siglo XVIII, debido a que la metrópoli se apropiaba de sus finanzas.

Los comerciantes, que estaban inconformes con la reforma económica de la Corona, fueron los que apoyaron el golpe de Estado contra del virrey José de Iturrigaray en 1808.

Fuente: Dinero en IMAGEN

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera