public

Minería, consumo y cuidado del agua

La minería se puede considerar como una de las industrias cuya relación con el agua, además de ser muy importante, es altamente diversa, pues esta se da en diferentes contextos

hace un año

Última Publicación Aura Aranzazu Impulsa Limpieza Comunitaria en Concepción del Oro por Editorial public

La minería se puede considerar como una de las industrias cuya relación con el agua, además de ser muy importante, es altamente diversa, pues esta se da en diferentes contextos territoriales, sociales e hidrológicos.

La relación entre la industria minera global y el agua es sumamente compleja, y depende en gran medida de las condiciones territoriales donde se instala, puesto que de esta interacción se derivan impactos potenciales en la hidrología local y en la calidad del agua, ya que esta se modifica de acuerdo con el progreso de la vida útil de la mina. Por esta razón, en esta industria se explora un sinnúmero de estrategias para la gestión del agua, cuyo propósito es reducir el riesgo de impactos hídricos negativos.

Entre estos métodos, el cálculo de la huella hídrica en regiones, productos y procesos ha retomado una gran importancia para todo el sector. Las primeras estrategias se enfocaron en la medición adecuada de los consumos de agua; sin embargo, métodos más recientes comienzan a explorar cómo se relaciona ese consumo de agua con el resto de usuarios en un territorio dado y con el medio ambiente. Uno de estos esfuerzos se cristalizó con el desarrollo de la ISO 14046 para la estandarización en el cálculo de la huella hídrica que alinea este cálculo con el marco de trabajo proveniente de un análisis del ciclo de vida de la mina (ISO, 2014).

La minería se puede considerar como una de las industrias cuya relación con el agua, además de ser muy importante, es altamente diversa, pues esta se da en diferentes contextos territoriales, sociales e hidrológicos.

Minería mexicana, responsabilidad y cuidado del agua

Con el propósito de impulsar la transición hacia una minería moderna, responsable, respetuosa, receptiva y sustentable, la empresas mineras en México de han trabajado de manera constante en la optimización de sus procesos productivos mediante la implementación de las mejores prácticas y tecnologías disponibles orientadas a la conservación de los recursos naturales y al cuidado del ambiente.

Conforme al marco jurídico vigente, cada operación minera en México cuenta con una concesión o permiso emitido por la autoridad competente (Comisión Nacional del Agua) para el aprovechamiento del agua, el cual se emite en función de la disponibilidad de dicho recurso en la zona donde se lleva a cabo la operación.

De acuerdo con el Registro Público de Derechos de Agua (REPDA) de la CONAGUA, 76% del agua en México está concesionada para uso agrícola, 14% para abastecimiento público; 5% para el sector energético; y 5% para el sector industrial. El volumen concesionado al sector minero afiliado representa un estimado del 0.35% del volumen total nacional.

La industria minera trabaja para alcanzar la meta de "cero descargas"

El agua juega un rol esencial en la industria minera-metalúrgica dado que se utiliza para el procesamiento de minerales, reacciones químicas, enfriamiento de equipos industriales, control y prevención de emisiones (supresión de polvos), transporte de jales y servicios generales (consumo e higiene del personal).

El consumo de agua estimado de la industria minera afiliada a CAMIMEX en 2021 se desglosa de la siguiente manera:

Cerca del 60% del agua consumida proviene de aguas residuales tratadas y recirculadas

Las empresas afiliadas a la CAMIMEX implementan circuitos cerrados para el manejo de aguas de proceso, con la finalidad de reutilizarla y evitar descargas; cuando no es posible evitarlas, su calidad cumple con los límites establecidos en la normatividad aplicable. Actualmente, la industria minera trabaja para alcanzar la meta de “cero descargas”.

Las empresas mineras implementan acciones encaminadas a reducir el consumo de agua de primer uso mediante estrictos controles y a incrementar e consumo de agua residual tratada en sus operaciones. Las aguas residuales tratadas son utilizadas principalmente en el riego de áreas verdes, procesamiento de minerales, control de generación de polvos (riego de caminos) y enfriamiento de equipos.

70 plantas de tratamiento de aguas de servicios son operadas por empresas afiliadas

En cumplimiento a la normatividad y a las condicionantes establecidas en sus autorizaciones, las empresas mineras analizan de manera periódica la calidad del agua por medio de laboratorios externos acreditados por la Entidad Mexicana de Acreditación a través de pozos de monitoreo y aguas arriba y abajo de las corrientes superficiales; además realizan mantenimientos preventivos y revisiones periódicas a sus instalaciones para prevenir fugas o derrames.

Para la industria minera es indispensable asegurar la disponibilidad de este recurso de manera limpia y segura, para conservar la salud de las personas y del ambiente en las regiones mineras.

Las empresas mineras en México, respetan el derecho humano al agua y a través de procesos de eficiencia de clase mundial en las operaciones, optimizamos el consumo de los recursos hídricos y colaboramos para garantizar a las comunidades el acceso al agua en condiciones seguras.

Con información de la Cámara Minera de México

Editorial

Publicado hace un año

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.