Por Ana Fontes

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente 2021, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha declarado el Decenio sobre la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030. Por tal motivo, la Comisión de Sustentabilidad del Clúster reunió las voces de mujeres mineras expertas en el tema durante el pánel virtual “Remediación y cierre de minas”, el pasado 16 de junio.

Esta es la primera de una serie de actividades que el Clúster Minero de Sonora promueve para sumarse a esta campaña mundial que lleva el lema #GeneraciónRestauración.

Con la bienvenida de la Dra. Margarita Bejarano, Directora General del Clúster y la moderación de la Lic. Nayelly Flores, Gerente Jurídico Ambiental, Aguas, Explosivos y Contencioso en Peñoles, las ponentes Marisol Barragán, Alicia Sierra e Hilda Pérez explicaron los cierres de diferentes unidades mineras, las remediaciones medioambientales de cada región y las normatividades y regulaciones que intervienen en tales procesos.

Durante la exposición de motivos, todas ellas concluyeron que un cierre de minas no solo debe ser físico, sino social, ambiental y regulatorio, por lo debe darse la convergencia de voluntades para que una mina remedie no solo el suelo, el tajo, el talud o los patios de lixiviación, sino que deje a las comunidades beneficios posteriores como áreas verdes reforestadas, parques públicos, fundaciones o las mismas especies originales que ahí habitaban.

Desde la minería es importante poner este granito de arena y abrir el diálogo y la conversación sobre estos temas tan relevantes. Coincidirán conmigo en que las y los mineros tenemos un profundo amor por nuestra tierra y nuestro planeta

-Margarita Bejarano

La Lic. Nayelly Flores señaló que en este tema, en ocasiones, la industria minera es conocida como la “villana” de los sectores productivos.

En el imaginario colectivo se piensa que la minería va dejando a su paso pueblos fantasmas, áreas contaminadas, hábitats devastados; tampoco podemos negar nuestra historia y que la minería del pasado sí llegó a tener actividades que fueron destructivas, sin embargo, estamos cambiado el futuro. La minería moderna ha tenido avances significativos en el cierre de minas

-Nayelly Flores

Añadió que las autoridades ambientales exigen un plan de cierre como parte de la evaluación de impacto ambiental, sin embargo, las mineras están dándole una nueva cara a las áreas impactadas por los trabajos mineros y no solo por exigencia regulatoria sino por vocación.

La Ing. Marisol Barragán, Gerente Legal de New Gold Inc., habló del caso de éxito de la mina San Xavier ubicada en el Cerro de San Pedro en San Luis Potosí.

Dijo que desde 1571, esa región fue considerada un importante yacimiento de oro y plata, con 400 años de explotación; posteriormente hubo muchos conflictos sociales, lo cual dificultó el inicio de operaciones en el 2007 en la modalidad de cielo abierto.

Consideramos relevante transparentar nuestro proceso de cierre. Desde el principio teníamos acotado cada término operativo; en mazo del 2014, con más de 6 años de anticipación al cierre, emitimos un anuncio público a las y los involucrados: ejidatarios(as), accionistas, sindicato, etc. porque estos procesos son graduales, paulatinos y deben ser planeados

Señaló que el cierre no sería solo físico y ambiental, sino también social.

La Ing. Alicia Sierra, Directora de Gestión de Sitios Cerrados para México y Latinoamérica de Newmont dijo que el éxito de los cierres de minas debe estar fundamentado en el propósito, misión, visión y valores que integran dichas empresas, los cuales se “viven” en todas las fases de las minas.

Dijo que en el caso del cierre de la Mina Marlín en 2020 hubo mucha comunicación con todos los niveles de Gobierno, autoridades que les permitieron tener en orden sus licencias operativas y requisitos regulatorios, “pero el cierre social debe contemplarse desde las primeras etapas de nuestras operaciones y proyectos”.

Señaló que de haber un cambio en la estructura de los proyectos, deben involucrarse a todas y todos los actores para evitar riesgos en el cierre y poscierre, y darle un nuevo uso a esa tierra donde estuvo la mina, lo cual permitirá que la empresa pueda abrir nuevos proyectos.

En su oportunidad, la Ing. Hilda Pérez, Coordinadora Corporativa de Medio Ambiente de First Majestic Silver Corp., habló sobre la gran cantidad de normativas y regulaciones que rigen los cierres de minas en México.

Estas son algunas de las más importantes:

Base Legal-Normatividad: Ley de Responsabilidad Ambiental; exploración; depósitos de material (jales, tepetate, patios de lixiviación); contaminación de suelos (incidentes y pasivos ambientales).

En los depósitos mineros se debe garantizar: la estabilidad física del depósito; ajuste de taludes cuando sea necesario; instalación de piezómetros para el nivel de saturación acuoso de los jales; instalaciones de testigos de movimiento; y si es región sísmica, instalación de un sismógrafo en la cortina contenedora.

En cuanto al agua: debe haber monitoreo de aguas superficiales y subterráneas río arriba y río abajo; perimetral de partículas; reforestación; y condiciones de vida silvestre.

Cuando se genere drenaje ácido: establecer medidas para evitar su generación; evitar especies vegetales que promuevan acidificación y/o establecer medidas para su tratamiento.

También, dar cabal cumplimiento a lo legal: NOM-138-SEMARNAT/ SSA1-2012, Límites máximos permisibles de hidrocarburos en suelos; y a la NOM-147- SEMARNAT/SSA1-2004, Criterios para determinar las concentraciones de remediación de suelos contaminados con metales pesados.

Consulta el pánel completo en: https://www.youtube.com/ watch?v=C5roTmnFGcI

Fuente: Clúster Minero de Sonora