La empresa minera Newmont Peñasquito se encuentra en cierre de negociación para pagar el impuesto ecológico, mismo del que se tomará cierta cantidad para la compra de vacunas contra la COVID-19.

El impuesto ecológico en Zacatecas se incluyó en la Ley de Ingresos del 2017, enfocada directamente a las empresas que radican en la entidad y atendiendo las problemáticas del medio ambiente, sustentándose en argumentos legales: los artículos 21 y 22 sobre la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y la Ley General de Cambio Climático.

Estos impuestos ecológicos planteados por el estado son: por Remediación ambiental en la extracción de materiales (minería), por emisión de gases a la atmósfera, por la emisión de contaminantes al suelo, subsuelo y agua, y por depósito o almacenamiento de residuos.

Newmont Peñasquito es una de las empresas con las que se está por finalizar la negociación para que hagan su contribución. Según indica Jorge Miranda Castro, se trata de un tema de alianza en la que se busca lo mejor para la población zacatecana.

La empresa minera estuvo dispuesta a un proceso de negociación con el cual se pueda dar paso a que otras empresas se sumen a esta iniciativa para con ello fortalecer la Hacienda Pública del Estado, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Con el recurso que cubra Newmont, se dispondrá una reserva de 50 millones de pesos para el proceso de comercialización de la oferta de la vacuna contra la COVID-19, para que se puedan comprar miles de dosis con las cuales continuar con los procesos de vacunación en el estado.

Fuente:  liderempresarial.com