La estadounidense Newmont dijo el viernes que inició la reducción de sus operaciones en su mina Peñasquito, en el estado de Zacatecas, luego de que el Gobierno de México obligó esta semana a las industrias "no esenciales" a cerrar sus puertas hasta fines de abril para combatir el brote de coronavirus.

Newmont actualmente no tiene casos confirmados de COVID-19, no obstante, se han implementado proactivamente controles rigurosos y de amplio alcance en todos los sitios de la empresa a nivel global para proteger a su fuerza laboral y comunidades vecinas contra el riesgo de contagio.

Dos fuentes del Gobierno de México dijeron esta semana que el vital sector minero de México, que aporta alrededor del 4% de la economía del país, sólo podrá mantener sus operaciones esenciales durante el mes que dure la emergencia sanitaria.

"La compañía está tomando medidas para lograr la reducción segura y ordenada de sus actividades productivas en la mina Peñasquito en el estado Zacatecas", dijo Newmont en un comunicado.

Durante las últimas semanas Peñasquito ha implementado una serie de medidas de protección en sus operaciones, que incluyen:

• Toma de temperatura y otros controles antes de ingresar al sitio.

• Respeto a la distancia social en el trabajo y durante el transporte.

• Acceso a sitio solo a personal crítico; el trabajo remoto desde casa se ha permitido a la mayoría de empleados.

• Cierre de oficinas en Ciudad de México, Monterrey y Zacatecas.

• Empleados de mayor riesgo (mayores de 60 años, embarazadas, enfermedades crónicas) permanecen en sus hogares.

• Campañas educativas sobre la prevención y la transmisión en comunidades y con empleados.

• Donación de tres mil paquetes básicos de limpieza para habitantes de comunidades locales para prevenir infecciones.

• Apoyo al establecimiento de filtros sanitarios y se donaran equipos de protección al Sector Salud, además de 500 pruebas de detección de COVID-19 en laboratorio al gobierno del Estado de Zacatecas.

"Mientras tanto, nos aseguraremos de que Peñasquito permanezca bien posicionado para aumentar de manera segura y eficiente las operaciones, una vez que se levante la restricción ordenada por el Gobierno", agregó.

El lunes, la administración de Andrés Manuel López Obrador decretó una emergencia sanitaria tras sobrepasar los mil infectados por coronavirus. La decisión obliga a las industrias no consideradas "esenciales", como la minería, a cerrar sus puertas o trabajar en mínimos hasta el 30 de abril.

Dentro de las industrias que podrán seguir operando están la médica, química, farmacéutica, toda la cadena de procesamiento y distribución de alimentos y energéticos, seguridad pública, sectores financieros, telecomunicaciones, transportes y los programas sociales del Gobierno.

Newmont, la más grande productora de oro del mundo, agregó que mantendrá comunicación con las autoridades mexicanas para informar sobre las actividades que han sido paralizadas y aquellas que es necesario continuar en Peñasquito, una de las minas de plata más grandes de México.

Fuente:El Sol de Zacatecas