public

Representa Mina San Julián motor económico y fuente de empleo para dos mil 700 trabajadores

Como parte del grupo minero Fresnillo PLC, extraen oro y plata de las entrañas de la comunidad, en Guadalupe y Calvo GUADALUPE Y CALVO, Chih.- La mina San Julián,

hace un año

Última Publicación Tianqi Lithium Enfrenta Pérdidas Millonarias por la Caída del Precio del Litio por Editorial public

Como parte del grupo minero Fresnillo PLC, extraen oro y plata de las entrañas de la comunidad, en Guadalupe y Calvo

GUADALUPE Y CALVO, Chih.- La mina San Julián, localizada en la comunidad con el mismo nombre, genera más de 2 mil 700 empleos directos en la región gracias la inversión realizada por la compañía "Fresnillo PLC", grupo que se ha logrado posicionar como el principal productor de plata del mundo y uno de los mayores productores de oro de México.

“Fresnillo” posee una de las mayores reservas de tierra de metales preciosos en México. Actualmente opera las minas Herradura, La Ciénega, Fresnillo, Saucito, Noche Buena, San Julián, Juanicipio; un proyecto de desarrollo y una amplia cartera de proyectos y prospectos de exploración de alta calidad

La unidad minera “San Julián”, en el municipio de Guadalupe y Calvo, cuenta actualmente con 2 mil 719 colaboradores principalmente de los estados de Chihuahua, Durango, Zacatecas, Guanajuato, Sonora, Coahuila, Sinaloa y Ciudad de México.

El 87% de los trabajadores son hombres, y el 13% mujeres; mientras que el 6% son empleados de confianza, 23% personal sindicalizado, y el 71 % personal socio de negocio, de acuerdo a información proporcionada por representantes de la mina durante una visita guiada.

Como antecedente, se tiene que en el año 2009 se dio inicio al desarrollo de obras mineras subterráneas con la finalidad de explorar los cuerpos mineralizados conocidos.

El 15 de agosto de 2016, se comenzaron con pruebas para la planta de lixiviación y comenzar con la producción de mineral de vetas. Luego en el mes de mayo de 2017 iniciaron con pruebas para la planta de flotación a fin de arrancar con la producción de material de DOB: domo con elementos valiosos como plata, plomo y zinc.

Es de resaltar que “Fresnillo PLC” hizo su debut en la Bolsa de Valores de Londres luego de una trayectoria exitosa y rentable de décadas como empresa minera con experiencia comprobada en la cadena de valor minera, desde la exploración hasta el desarrollo y operación de la mina.

Sus activos de metales preciosos de clase mundial incluyen la mina de plata primaria más grande del mundo, además tienen una cartera excepcional de proyectos de desarrollo y prospectos de exploración.

Están bien posicionados en la industria de los metales preciosos con un perfil de producción de bajo costo, una rica base de recursos, una línea de crecimiento sólida y una sólida posición de efectivo.

De igual forma, mantienen parámetros de inversión estrictos y consistentes en términos de tonelaje, ley del mineral y costos de producción, con miras a consolidar sus distritos mineros. Los proyectos que cumplen con estos criterios avanzan a través de un proceso de desarrollo disciplinado.

La minería de oro y plata es el corazón de su modelo de negocio. Generan ingresos mediante la venta de metales contenidos en el mineral que extraen y procesan y garantizan la longevidad del negocio mediante la exploración y el desarrollo de nuevos proyectos.

Es importante manifestar que el propósito de “Fresnillo” es contribuir al bienestar de las personas a través de la minería sostenible de plata y oro. “Nuestro enfoque hacia nuestra gente se encuentra en el corazón de lo que hace de Fresnillo una empresa responsable y un empleador de elección: trabajamos arduamente para brindarles a nuestros equipos la ayuda y el apoyo que ellos y sus comunidades necesitan”, aseguraron los representantes del Grupo.

El tema de la seguridad en la mina San Julián se basa en cinco líneas estratégicas: liderazgo, rendición de cuentas, competencia de riesgos basado en conductas, comportamiento de riesgos/sistemas, y entorno de aprendizaje.

Aparte, se cuenta con una Comisión de Seguridad e Higiene (CSH) conformada por todos los líderes de la unidad.

Llevan a cabo estrategias reforzando el liderazgo y consolidando la cultura de la seguridad como programas de recorridos mensuales para detección y eliminación de riesgos; y los integrantes de la C.S.H son certificados por el Conocer, organismo adscrito al Registro Nacional de Personas con Competencias Certificadas.

También, el personal realiza simulacros con la finalidad de tener brigadistas preparados en emergencias. La brigada de emergencia se encuentra conformada por 16 trabajadores que, además, brinda capacitaciones a comunidades en caso de requerirse.

El equipo de emergencia de San Julián tiene a disposición dos ambulancias clase, dos camiones bomba, 16 equipos de aire autónomo, 16 equipos de 8G4, una cámara termográfica, y siete refugios mineros.

La brigada de emergencia es capacitada por la empresa australiana “Real Rescue”, por “Grupo Camacho”, “MSA” y más, con estándares superiores a las normas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), y de seguridad internacional.

Comunidad

Con la intención de crear valor a largo plazo en las comunidades, la unidad en el municipio de Guadalupe y Calvo cuenta actualmente con cuatro proyectos emblema, alineados a las metas de la ONU: educación, agua, desarrollo de capacidades, y salud y deporte, impactando en poblados que presentan un grado de marginación entre muy alto y alto.

En el eje de salud, resalta que 35 comunidades cercanas a la mina San Julián son beneficiadas con las jornadas de salud, atendiendo cada año a cerca de mil personas.

Se llevan servicios odontológicos como limpiezas dentales, extracciones, tratamientos preventivos, correctivos y quirúrgicos; así como atenciones de optometría: exámenes de la vista, otorgamiento de lentes y se apoya para cirugía de cataratas.

Por otro lado, en el tema del agua, en un esfuerzo conjunto de la comunidad, Captar y Fresnillo, se construirán 325 cosechas de agua de lluvia en los pueblos aledaños a San Julián, con igual número de familias.

Específicamente se intervendrá en 15 comunidades entre las que se encuentran La Unión, Las Papas, Pie de la Cuesta, Casa Blancas, La Joyita, California, entre otras.

Otro de los ejes es el desarrollo de capacidades, relacionado al empleo y proveeduría local, dando trabajo a 200 personas que son empleados de confianza en la minera San Julián, 600 sindicalizados, y mil 900 empleados socios de negocios.

Sobre emprendimiento y proveeduría local, resaltan actividades como venta de tortillas de harina y maíz, recolección de basura, venta de agua purificada, venta de trucha, insumos para cafetería, mantenimiento de aire acondicionado de la unidad; aparte, servicios de fumigaciones, acarreos de material, taller de confección para prendas como los overoles, transporte de personal, y hotelería que se han impulsado gracias a la llegada de la citada unidad minera.

Medio ambiente

El objetivo del corporativo es limitar el impacto ambiental de sus operaciones a lo largo de su ciclo de vida, minimizando el uso de recursos no renovables e invirtiendo en conservación, considerando que el buen desempeño ambiental es una condición fundamental para la aceptabilidad social de los proyectos mineros.

Según lo planteado, continuamente se monitorea el desempeño y la capacidad de respuesta con respecto a los desafíos ambientales, optimizando el uso de recursos para frenar los impactos siendo así responsables de la huella ambiental.

Su filosofía operativa es administrar el riesgo ambiental y mitigar el impacto durante el ciclo de vida de una mina. Los sistemas de gestión ambiental del Grupo se extienden desde la exploración; al desarrollo, operación, cierre y restauración de la mina.

A través de su experiencia en el sector minero, han identificado cinco aspectos ambientales principales sobre los cuales sus operaciones impactan y por lo tanto requieren control y mitigación: energía, agua, emisiones, residuos-materiales, peligrosos, y biodiversidad.

Para mantener la licencia social para operar, es vital priorizar la optimización de recursos, minimizar los impactos negativos y comunicar abiertamente su huella ambiental. Fueron claros al señalar que antes de desarrollar cualquier proyecto minero, se realizan estudios de impacto ambiental (EIA), que identifican los impactos potenciales y las acciones necesarias para gestionarlos.

Industria en constante evolución

Gerardo Durán, director del Clúster Minero (Clumin) de Chihuahua prefirió que es evidente que la industria hoy por hoy es completamente distinta a la que muchos se imaginan, dejando atrás la idea de personas trabajando con pico y pala.

"¿Cómo podríamos imaginar que a cientos de metros bajo la tierra llegue una señal de internet? Y todo eso es gracias a la constante innovación; pero un aspecto digno de presumir son las prácticas en seguridad de minas como San Julián", apuntó.

Asimismo, expuso que todas aquellas empresas mineras asociadas al Clumin, tienen un compromiso con el medio ambiente, con los colaboradores y con la comunidad donde se instala una unidad y las zonas aledañas.

Durán recordó que el tema regulatorio incidirá negativamente, sobre todo en cuestión de nuevas inversiones; sin embargo, indicó que el sector continúa trabajando arduamente para que Chihuahua se mantenga en los primeros lugares de producción minera.

FUENTE: elheraldodechihuahua.com.mx

Editorial

Publicado hace un año

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.