Telson Mining Corporation informó a sus accionistas el proceso de liquidación de las operaciones en su mina de Campo Morado en Guerrero. También expuso que se encuentra iniciando el proceso de reducción del personal en el lugar; y que llevará a cabo actividades de cuidado y mantenimiento durante la suspensión. A la fecha, confirmó que no ha tenido casos confirmados con coronavirus en sus instalaciones.

Tales acciones son consecuencia de la emergencia sanitaria nacional; pues la suspensión de los negocios “no esenciales”, tanto del sector público como del privado, incluye la minería. Igualmente persigue el objetivo de evitar la propagación y transmisión del coronavirus COVID-19. Por otra parte, los procedimientos de seguridad y ambientales adecuados seguirán siendo funcionales.

"La salud y la seguridad de nuestros empleados, socios sindicales, contratistas y las comunidades en las que trabajan y viven son una prioridad", dijo Ralph Shearing, Presidente y Director General de Telson Mining.

Dada la evolución de la pandemia, Telson Mining Corporation agradeció el apoyo de sus accionistas.

Igualmente, la compañía informó que, desde hace varias semanas, implementó medidas de control para prevenir la propagación de COVID-19. Éstas incluyeron la capacitación del personal con respecto a la seguridad en la prevención de la infección; así como el distanciamiento social, la cancelación de cualquier visita no esencial a las minas. También implementaron acciones sanitarias para el lugar de trabajo, transporte, y la detección previa de los síntomas del virus.

A esto sumaron las restricciones de acceso para limitar los viajes de entrada y salida de las comunidades locales.

"Seguiremos prestando un apoyo importante a nuestros empleados y, cuando sea posible, a los residentes de la comunidad local. Hasta la fecha, Telson no ha experimentado ningún incidente relacionado con COVID-19 en sus instalaciones u oficinas corporativas", mencionó Ralph Shearing.

Fuente: Energy&Commerce