Como parte de su programa de voluntariado “Dar es Recibir”, voluntarios de CEMEX México organizaron una convivencia con habitantes de la comunidad del Cerro de La Campana, en Monterrey. Fue en el Parque “Las Retamas” donde los voluntarios organizaron una convivencia para más de 800 niños quienes, acompañados de sus familias, recibieron regalos, disfrutaron de un show infantil, una comida y la entrega de dulces por parte de un camión de CEMEX.

La dinámica de este año se basó en que cada niño escribió una carta donde pidió a un voluntario un regalo navideño; este voluntario se encargó de comprar y envolver el regalo para entregarlo de forma anónima; así, más de 800 regalos fueron entregados por 150 voluntarios de CEMEX, que convivieron y jugaron con los pequeños.

Dar es Recibir” es una de las cuatro campañas anuales del programa de voluntariado institucional “Manos a la Obra” que CEMEX lleva a cabo para impulsar a que los empleados de la empresa ofrezcan su tiempo, talento, esfuerzo y liderazgo en beneficio de la sociedad. La campaña se lleva a cabo en distintos puntos de la república.

Aunado a esto, CEMEX participa en un programa de intervención comunitaria y sostenibilidad en el sector de Cerro de La Campana donde se proyectan una serie de acciones para la recuperación de espacios públicos como pinta de murales y mejoramiento de calles y parques, entre otras.

CEMEX es una compañía global de materiales para la industria de la construcción que ofrece productos de alta calidad y servicios confiables a clientes y comunidades en más de 50 países del mundo. Al celebrar su 110 aniversario, CEMEX mantiene su trayectoria de beneficiar a quienes sirve a través de la constante búsqueda de soluciones innovadoras para la industria, mejoras en eficiencia y promoviendo un futuro sostenible.

alt

Fuente: CEMEX