4 preocupaciones de especialistas ante la reforma al Fondo Minero

share on:
4 preocupaciones de especialistas ante la reforma al Fondo Minero

El centro de investigación y análisis Fundar lanzó una serie de preocupaciones ante las modificaciones aprobadas a la Ley Federal de Derechos, que quitan el enfoque local a la distribución de los recursos del Fondo Minero.

El think tank publicó un posicionamiento —respaldado por las organizaciones CartoCrítica, Poder y Oxfam México— donde considera que con esta reforma se corre el riesgo de dejar de atender las necesidades de los municipios y las entidades que sufren los efectos de la extracción minera en sus territorios, se ignoran los derechos de las propias comunidades, se eliminan prácticas como la inclusión de la ciudadanía en la definición de proyectos de obra pública y se dificulta el monitoreo de los recursos.

«Exhortamos al Ejecutivo y al Congreso a reconsiderar mecanismos que permitan garantizar los derechos y atender las necesidades en comunidades mineras, a transparentar los recursos y proyectos que ha financiado el Fondo Minero hasta ahora y a incorporar mecanismos para asegurar la participación ciudadana, así como la participación de las comunidades afectadas por la extracción minera», aseveró el comunicado.

La modificación al Fondo Minero —propuesta por la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador y aprobada por el Congreso de la Unión— establece que el 85% de la bolsa recaudada a partir de los derechos de extracción minera en algunas zonas del país se asigne a la Secretaría de Educación Pública (SEP); 5% para la Secretaría de Economía, y 10% para el gobierno federal, sin poner ningún ‘candado’ para que los recursos beneficien a los lugares con este tipo de explotación.

En el caso de Colima, Minatitlán —donde se ubica la minera Peña Colorada— es el municipio que más recursos recibía por parte de este Fondo, con cerca de 41 millones de pesos, que significan casi la mitad del presupuesto anual con el que cuenta la comuna, de un total de 70.5 millones para todo el estado.

A continuación te presentamos las cuatro preocupaciones de Fundar en torno a las modificaciones al Fondo Minero.

1.- El Fondo Minero tenía problemas… que no se resuelven

La organización criticó que, desde sus inicios, el Fondo Minero se implementó con poca transparencia y falta de mecanismos de rendición de cuentas, y consideró que con las modificaciones aprobadas no se corrigen esas deficiencias, sino que se agravan, pues desaparece el objetivo de «elevar la calidad de vida de los habitantes de las zonas mineras».

Fundar agregó que tampoco se plantean alternativas económicas, ambientales o sociales sostenibles a largo plazo para las poblaciones donde se generan afectaciones a causa de la extracción minera.

Otra de las problemáticas que quedan sin resolver, de acuerdo con Fundar, consiste en la aplicación de recursos para algunos fines por parte de dependencias federales que no cuentan con las atribuciones para realizarlas, al señalar que la SEP deberá cumplir objetivos como la construcción de obras de infraestructura y preservación de áreas naturales.

2.- Falta de mecanismos de participación efectiva

Fundar criticó que no se establezcan mecanismos de participación efectiva que contribuyan a subsanar las deficiencias con las cuales operaban los extintos Comités de Desarrollo Regional, que tenían la responsabilidad de tomar decisiones sobre los proyectos de inversión y que estaban conformados por un representante de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), del gobierno estatal, de los municipios, de los grupos agrarios o indígenas, de las compañías mineras y un secretario de actas.

«La modificación implica que las decisiones sobre los proyectos de inversión emanarán directa y exclusivamente de la SEP, lo cual es inaceptable. Es necesario incorporar verdaderos mecanismos de participación, en particular en lo que se refiere a comunidades equiparables, pueblos indígenas y núcleos agrarios afectados», aseveró.

3.- Sobre la falta de rendición de cuentas

La organización consideró que el Gobierno de México debería definir cuáles serán las medidas de rendición de cuentas que implementará para transparentar el uso de los recursos. Agregó que la Subsecretaría de Minería debería reportar el total de los recursos que integran el Fondo, el total de los intereses generados y el monto total desglosado en proyectos asignados a estados y municipios en años anteriores, para aclarar en qué se usaron esos recursos.

«Es urgente que entidades federativas y sus respectivos municipios aclaren y comprueben los recursos que han recibido provenientes del Fondo Minero, donde no lo han hecho y en caso de no hacerlo, deben aplicarse las sanciones correspondientes por parte del gobierno federal», destacó.

4.- Poco control de los recursos del Gobierno de México

Fundar consideró que la Secretaría de Hacienda debería regular la programación, hacer un seguimiento y monitorear los recursos que sean asignados al Gobierno de México como parte de la nueva distribución del Fondo Minero. Recordó que de acuerdo con la nueva asignación de los recursos, el 10% de los ingresos del fondo irán al gobierno federal para aplicar programas de infraestructura aprobados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del ejercicio que corresponda.

«En ejercicios previos, la ASF (Auditoría Superior de la federación) encontró que ninguna unidad en el interior de la SCHP tenía conocimiento sobre la aplicación y el destino de dichos recursos (Fondo Minero). En virtud de lo anterior, es necesario que en estas nuevas disposiciones la SHCP regule la programación, monitoreo y seguimiento de dicho gasto», señaló.

Por: Celina Pinto
Fuente: estacionpacifico.com

Editorial

Read more posts by this author.