Mineras nacionales conocen el primer camión autónomo para el rubro

share on:
Mineras nacionales conocen el primer camión autónomo para el rubro

En Suecia, representantes de las principales empresas del sector vieron en acción al primer vehículo que opera en faenas subterráneas que es desarrollado por Volvo.

En el Swedish Mining Initiative fue presentado el primer camión autónomo para minería subterránea, modelo desarrollado por Volvo y que la marca escandinava presentó a importantes empresas chilenas dedicadas al rubro y la explotación de los recursos.

Roberson Oliveira, gerente de proyectos de automatización de Volvo Brasil, realizó una completa presentación sobre el Camión Volvo FMX Autónomo para Minería Subterránea, en la que detalló las cualidades y ventajas de este vehículo que está siendo testeado hace un año en una faena minera real, en la mina Boliden en Kristineberg, Suecia.

La presentación de Volvo Camiones a importantes mineras que operan en Chile como Codelco, HP Billiton, Angloamerican y Barrick, estuvo centrada en los desarrollos de la compañía sueca en materia de conducción autónoma y cómo esta tecnología puede contribuir a los medios de transporte más seguros y productivos, en áreas de aplicación limitadas geográficamente como las minas subterráneas.

La investigación y el desarrollo del proyecto del cual este camión es parte, revela que el camión autoconducido de Volvo puede ofrecer una contribución significativa en aumentar la eficiencia y productividad en el transporte. En particular, en faenas mineras, puertos y otros entornos geográficamente limitados y ambientalmente controlados, donde la conducción es en su mayor proporción repetitiva y monótona o rutinaria.

El Volvo FMX Autónomo cuenta con un sistema incorporado de radar con sensores láser. Este sistema se usa inicialmente para monitorear la geografía de la mina y generar un mapa de la ruta que el camión tiene que atravesar. Luego, la información recogida es usada para regular la dirección, los cambios y la velocidad de marcha del vehículo. En cada nuevo viaje, los sensores se utilizan para escanear continuamente el área alrededor del camión y optimizar tanto la operación como la ruta.

La tecnología usada en el camión autónomo posibilita optimizar la logística en la mina de una manera completamente diferente a la actual. El camión puede operar continuamente y, gracias a la precisa planificación de ruta y la velocidad constante, no hay congestión y se pueden reducir los tiempos de carga y descarga.

Durante las operaciones de voladura, los conductores deben esperar hasta que la galería de la mina ha sido ventilada antes de que el mineral se pueda cargar, pero con camiones autoconducidos no hay restricciones de este tipo.

Todo esto significa que cada camión se puede utilizar de manera más eficiente y llevar a cabo más tareas de transporte por turno. El camión pasa a ser parte integral del sistema de producción total de la mina. El transporte más fluido e integrado de los vehículos y las velocidades más estables, van acompañadas a su vez de menores consumos de combustible y menor desgaste.

Los vehículos se convierten en un flujo de transporte más suave integrado y las velocidades más estables también se acompañan de un menor consumo de combustible y menor desgaste.

Para Volvo, un camión autónomo debe ser tan seguro y confiable como uno conducido de manera manual. Si un obstáculo aparece cerca del camión, el vehículo para automáticamente y la central de operaciones es alertada. De los 6 sensores láser incluidos en el sistema, hay siempre dos que monitorean la misma parte del entorno del camión. Si una falla ocurre con el camión, este puede ser operado remotamente por la central de operaciones.

Fuente: publimetro.cl

Editorial

Read more posts by this author.