Fugas de capital y desincentivos a la inversión serían algunas de las consecuencias de modificar la Ley Minera en el País, previeron especialistas.

Actualmente la Ley Minera se encuentra en proceso de discusión en la Cámara de Diputados, el documento llegó al poder legislativo durante la discusión de la Reforma Eléctrica, la cual fue rechazada por mayoría de votos.


Esto podría causar incertidumbre jurídica en los inversionistas mineros, nacionales y extranjeros, señalan los expertos.


«Veo que se podrían estar dando fugas de capital, alejar las inversiones e incluso amparos que terminen en paneles internacionales.


«Podrían sacar el capital y demandar en un panel internacional a México a través del T-MEC. Hay incertidumbre para el sector», dijo Juan Pablo Gudiño Gual, socio fundador y director general en IGUAL Consultores.


Para Gudiño Gual, el reservar el litio para la Nación carece de sentido, pues no se sabe a ciencia cierta si México realmente tiene suficientes reservas como para ser viable su explotación.


En tanto, Patricia Vivar, especialista en minería, mencionó que en esta Administración la minería ha sido descalificada y atacada al punto en que las empresas están eligiendo invertir en otras jurisdicciones antes que en México.