Más de cien estudiantes del municipio Lázaro Cárdenas, Michoacán, quienes han tenido dificultades para continuar sus estudios por la falta de herramientas de comunicación recibieron tabletas donadas por la empresa ArcelorMittal con la finalidad de regresar a sus clases virtuales.

“Esta contribución de la empresa está alineada con el noveno de nuestros objetivos de desarrollo sostenible, contribuir a la formación de ´generación de científicos e ingenieros para el futuro´. Nos interesa que los niños, niñas y jóvenes de Lázaro Cárdenas terminen sus estudios básicos y sigan formándose hasta ser los profesionales que den continuidad al desarrollo económico y social de la región” comentó Margarita González, Directora de Asuntos Corporativos de ArcelorMittal.

Esta donación es parte de la estrategia que la Secretaría de Educación de Michoacán creó con la finalidad de inhibir la deserción escolar de estudiantes de escasos recursos de nivel medio superior y superior.

Por su parte, el Maestro Heriberto Lugo Contreras, Director General de Unidades Regionales de la Secretaría de Educación Estatal manifestó durante el acto protocolario que, la Secretaría de Educación agradece que ArcelorMittal ponga sus ojos y vea la posibilidad de invertir en la educación y de ayudar a los alumnos que menos tienen, “hoy con la aportación que ustedes nos hacen como empresa socialmente responsable, tenemos la fortuna de darles a 131 estudiantes un aparato electrónico que les permitirá continuar con su educación  a distancia y así alcanzar sus sueños de convertirse en profesionistas, y de esta forma evitar la deserción”.

“Yo me sumo” es uno de los cinco ejes de esta estrategia donde empresas como ArcelorMittal y personas físicas pueden realizar donaciones de equipo digital para estudiantes en posibilidad de abandono de estudios y en el que las escuelas reconocen directamente a los jóvenes en dicha situación para hacerles llegar el apoyo.

Los otros cuatro ejes se denominan “quédate en la escuela, banco electrónico, gradúate y círculo de estudios”.

Fuente: México Minero