A partir de la necesidad de incrementar el número de ingenieros metalúrgicos, el Clúster Minero de Zacatecas se reunió con especialistas y autoridades del Instituto Politécnico Nacional (IPN) para generar la carrera de ingeniería metalúrgica, la cual entró en marcha en la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, campus Zacatecas UPIIZ IPN desde el 2014.

alt

De los 54 programas académicos que maneja el IPN, únicamente la carrera de ingeniería metalúrgica ofrece a los estudiantes la modalidad llamada Programa de alternancia, misma que consiste en pasar tres semanas en el aula y una semana en mina al mes, a partir del tercer semestre. El plan académico es de ocho semestres, por lo que al momento de finalizar su licenciatura, los egresados ya cuentan con tres años de experiencia en unidades mineras.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Roberto Zárate Gutiérrez, coordinador de la carrera referida, destacó la importancia a nivel no solamente local sino nacional, de incrementar el número de egresados de ciencias de la Tierra —ingenieros mineros, geólogos, topógrafos, metalúrgicos— para fortalecer el aprovechamiento de los recursos naturales en México.

De formación, Roberto Zárate cursó la licenciatura en ingeniería metalúrgica, maestría y doctorado en ciencias con especialidad en ingeniería metalúrgica, en la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas (ESIQIE) del IPN, ubicada en la Ciudad de México. Posteriormente, realizó una estancia posdoctoral de dos años en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), campus Iztapalapa.

alt

Actualmente forma parte de un equipo de científicos que desarrolla un método sustentable para la obtención de plomo metálico, además de ser candidato al Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Acerca de las expectativas de dicha carrera en la UPIIZ, IPN, el doctor Roberto Zárate enunció que a pesar de ser relativamente joven, está conformada por un equipo de especialistas dedicados a armar el plan de estudios buscando alternativas eficientes para la educación en este rubro.

Especificó que una de las ventajas más importantes es que a los estudiantes se les permite entrar a una mina a que realicen sus prácticas de laboratorio. Esa es una gran oportunidad que yo no tuve en mi época de estudiante y hoy como docente, me causa una gran satisfacción poder brindar estas herramientas profesionales a los alumnos.

Esa ventaja hace que los estudiantes no tengan limitantes para trabajar en cuanto egresan, pues cuentan con tres años de experiencia en minas, lo cual los respalda con grandes posibilidades para su inserción laboral, porque conocen a fondo los procesos productivos del sector industrial en las unidades mineras.

Fuente: Cienciamx