La inversión extranjera en el sector minero mexicano registró una baja en 2020 a raíz de presiones sobre el gasto asociadas a la disrupción del COVID-19 y al riesgo político.

La inversión extranjera directa (IED) en minería metálica ascendió a US$510 millones entre enero y septiembre, 15,3% menos que los US$602mn del mismo período de 2019, según datos de la Secretaría de Economía.

No obstante, luego de la desaceleración del gasto observada en el cuarto trimestre del año pasado, la IED se encamina a igualar los US$677mn del año 2019 completo.

La cifra ha fluctuado en torno a los US$700mn anuales entre 2016 y 2019, por encima del mínimo en 14 años de US$92,2mn reportado en 2015, pero muy por debajo del récord de US$5.440mn de 2013.

RIESGO DE LA PANDEMIA

La pandemia ha asestado un duro golpe al sector minero mexicano en 2020, mientras que representantes de la industria reclaman que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no ha logrado inspirar confianza a los inversionistas del sector.

La mayoría de las minas y proyectos mexicanos fueron suspendidos para cumplir con las medidas de confinamiento impuestas en el país a principios de abril.

Las operaciones se reanudaron a principios de junio bajo nuevos protocolos sanitarios luego de que se otorgara al sector el estatus de esencial.

El gasto fue suspendido en gran medida durante abril y mayo, mientras las medidas sanitarias, que en muchos casos redujeron el número de trabajadores en los sitios, han continuado obstaculizando la inversión.

GASTO TOTAL

El impacto total del COVID-19 en la inversión minera durante 2020 aún no se ha confirmado.

La cámara industrial Camimex proyectaba originalmente una inversión total —no solo IED— de US$4.980mn para este año, sobre la base de los presupuestos de fines de 2019.

“Obviamente esta suma se va a reducir, principalmente por la pandemia, pero no tenemos indicadores que nos digan de qué magnitud será el impacto”, señaló en agosto el presidente de la entidad, Fernando Alanís Ortega.

La inversión total alcanzó US$4.670mn en 2019. El monto mínimo registrado fue de US$3.750mn en 2016, muy inferior al récord de US$8.040mn de 2012.

FACTORES POLÍTICOS

En los últimos años el gasto también se ha visto afectado negativamente por la falta de claridad en las ambiciones políticas de AMLO para el sector, según Alanís.

Las mineras han mantenido una relación turbulenta con el mandatario, quien ha sido muy crítico del historial ambiental y social de la industria y asumió el compromiso de endurecer la regulación en estas áreas.

AMLO también ha señalado que no tiene previsto otorgar nuevas concesiones mineras y eliminó el puesto de subsecretario de Minería en septiembre, lo que provocó protestas en la industria.

El Senado también planea debatir una propuesta planteada por miembros del partido oficialista Morena para nacionalizar la emergente industria minera de litio en México.

RECORTES DE CAPEX

Si bien el impacto general del COVID-19 y el riesgo político sobre la inversión del sector minero mexicano este año sigue en la incertidumbre, varias empresas han reducido sus presupuestos de capital.

BNamericas identificó recortes de inversión de capital por US$7.100mn en 20 importantes operadores con activos en América Latina, mientras que los presupuestos agregados se estiman ahora en US$41.600mn, en comparación con los US$48.700mn definidos originalmente y los US$44.300mn estimados al publicarse el informe de inversión minera 2020 a fines de abril.

En México, Fresnillo recortó su presupuesto de inversión en US$130mn a US$525mn.

Southern Copper, que posee minas y proyectos en México y Perú, redujo su gasto para 2020 de US$1.150mn a US$650mn.

Fuente: Bnamericas