La reciente alza de los precios de los metales ayudará a las mineras de México a recuperar el valor perdido a raíz de las suspensiones aplicadas por el COVID-19, mientras que las nuevas vacunas ofrecen esperanza de volver a la normalidad, plantea un experto.

El año fue muy complicado para el sector minero mexicano por el gran número de minas suspendidas alrededor de dos meses debido a la pandemia, indicó Sergio Almazán, presidente de la asociación de ingenieros de minas AIMMGM, en un mensaje en su publicación Revista Geomimet.

Las operaciones se reiniciaron a principios de junio y han continuado bajo estrictos protocolos sanitarios.

"La producción minera en México probablemente caerá este año a causa de las suspensiones impuestas por el COVID-19, no obstante, el alza de los precios de los metales ayudará a recuperar parte del ingreso perdido”, indicó Almazán.

El oro superó los US$2.000/oz por primera vez en agosto y promedia US$1.849/oz en lo que va de diciembre, frente a los US$1.480/oz del mismo mes del año pasado. Por su parte, la plata promedia US$24,73/oz, frente a los US$17,11/oz de diciembre de 2019.

El cobre también se disparó a alrededor de US$3,50/lb, después de cotizar en el rango de US$2,50-3,00/lb durante la mayor parte de 2019, mientras que el zinc y el plomo se han recuperado de los mínimos observados al principio de la pandemia.

Las nuevas vacunas contra el COVID-19 son una razón más para ser optimistas por el 2021, agrega Almazán, ya que allanan el camino a que la asociación reanude sus eventos durante el año y celebre su convención minera internacional en la ciudad de Acapulco en octubre.

México es el mayor productor de plata del mundo y uno de los diez principales de oro, cobre, plomo y zinc.


Fuente: Bnamericas