Tras confirmar que 2020 fue un año difícil para el sector por la pandemia de COVID-19, Fernando Alanís Ortega, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex), expuso que hay buenas noticias para Zacatecas, con varios proyectos en puerta.

El también director general de Industrias Peñoles declaró destacó el compromiso que tiene el sector por invertir en México y generar empleos, como un factor de reactivación económica importante y que ahora requiere, además, del bienestar de las comunidades donde opere.

Enfatizó que la actividad minera es muy importante para el estado, al contribuir con aproximadamente 30 por ciento desu Producto Interno Bruto (PIB), por lo que es una actividad de alto impacto económico y de beneficio social.

Luego de que la Unidad Madero de Peñoles, ubicada en Morelos, cerrara temporalmente en mayo, Alanís Ortegareiteró que fue debido a los bajos precios de los metales que ahí se extraían, principalmente zinc, en contraste con los altos costos de operación, por lo que ya no era rentable.

No obstante, el personal de la unidad pudo reubicarse en Juanicipio y Saucito, así como otras operaciones que se tienen en el estado. Además, el director de Peñoles adelantó que, si las condiciones del mercado cambian, se valorará que la unidad se reactive.

Refirió que Juanicipio, de PLC, despegará durante el segundo semestre de 2021; sin embargo, la mina avanza poco a poco y el mineral se beneficia en la planta de Fresnillo. Esta operación, subrayó, tendrá gran impacto en inversión y empleos en el municipio.

Reveló que se tiene conocimiento de otros proyectos que están en puerta, entre expansiones y exploraciones, por lo que el panorama para Zacatecas es positivo; probablemente, para 2022 o 2023 se añadirán operaciones adicionales.

Precisó que Peñoles tiene varios proyectos de exploración en la entidad, en siete u ocho zonas como Guadalupe y el sureste, pero aún están en la incertidumbre y será hasta dentro de cinco años cuando se puedan tener indicios específicos.

2020, año difícil

Fernando Alanís recordó que uno de los principales retos de este año fue, ante el paro de operaciones, “convencer al gobierno de que la minería debería ser considerada como una actividad esencial por muchas razones”.

Explicó que ésta es el inicio de todas las cadenas productivas, toda vez que reiteró el beneficio que lleva el sector a 695 comunidades de 212 municipios ubicados en 21 estados de la República donde se opera.

Entre los aportes, resaltó el servicio de salud que brindan las empresas, por lo que se argumentó que éstas contribuyeran como aliados contra la pandemia, hasta que el 28 de mayo se logró la declaratoria de la actividad minera como esencial.

Sin embargo, los dos meses de cierres no se lograron recuperar. Según la proyección para cierre de año, hasta octubre, la producción de oro a nivel nacional iba 9.8 por ciento abajo y, en plata, de suma importancia en Zacatecas, con menos 6.3 por ciento.

En tanto, la de plomo también registró una disminución de 6.3 por ciento; en el caso del cobre fue de 3 por ciento, elzinc 7.6 por ciento y el hierro, uno de los más golpeados, se desplomó 25.3 por ciento.

El presidente de la Camimex sostuvo que probablemente así cierre el año el sector. En cuanto al valor de la producción minera, en 2019 fue de 11 mil 800 millones de dólares, mientras que a octubre de 2020 alcanzó los 10 mil 993 millones.

Expuso que la diferencia es por el repunte sobre todo en oro y plata; “estamos llegando a precios records de los últimos 20 años, causados principalmente por la incertidumbre de la pandemia”, puntualizó.

Lo contrario ocurrió con los metales básicos, cuyos precios cayeron abruptamente, en especial a principios de año, cuando se paralizó China, el gran consumidor de metales, “la fábrica del mundo”. Las bajas fueron de más de 20 por ciento en plomo, zinc, cobre y hierro.

Ante esta situación, Alanís Ortega reconoció que se mantuvieran más de 379 mil plazas directas en el sector, pues fue un acuerdo de la industria no despedir a trabajadores y, en cambio, ha habido contrataciones: “no queremos ser parte del problema, sino parte de la solución”, reiteró.

Con relación a 2021, expresó que existe una gran expectativa por la vacuna y lo rápido que ésta pueda aplicarse, para dar más certidumbre y se reactive la economía del país. Con los protocolos de salud implementados, auguró que “las minas van a seguir operando a capacidad”.

En vilo, fondo minero

Con relación al fondo minero, el presidente de la Camimex expuso que éste continúa en vilo al no existir ninguna garantía de que el recurso que la industria paga año con año se aplique a lo que el gobierno de México determinó: la infraestructura educativa.

Argumentó que no hay manera de dar seguimiento a las bolsas cuando entran a las arcas públicas, por lo que falta rendición de cuentas; “desconocemos totalmente lo que está haciendo el gobierno con ese dinero”, lamentó.

Precisó que existen varios amparos de municipios y entidades para intentar rescatarlo, mientras que la industria sigue el proceso para lograr que el “fondo que estaba generando gran bienestar a las comunidades mineras lo sigan recibiendo”.

“El compromiso del presidente (Andrés Manuel López Obrador) es que, en teoría, esos fideicomisos se iban a seguir aplicando para lo que fueron hechos, pero no sabemos exactamente, no han salido reglas de operación, no ha salido nada que nos diga la forma en que lo están aplicando”.

Fernando Alanís detalló que la industria pagó 3 mil 900 millones de pesos el año pasado a los municipios en los que se tienen operaciones de minería; en Zacatecas, de 2015 a 2019 se otorgó un total de 2 mil 937.4 millones, tan solo en el último periodo fueron 614.9 millones de pesos.

Fuente: ntrzacatecas.com