Con un crecimiento de 2.5% en junio, la Camimex mantiene sus expectativas de recuperación post pandemia para este año.

En entrevista, Karen Flores, directora general de la Cámara Minera de México (Camimex), habló de los retos que enfrenta el sector minero tras la pandemia del Covid-19 y de los esfuerzos que están haciendo las empresas para recuperarse lo más posible en este 2020.

La Camimex, que agremia a poco más de 140 empresas de la industria minero-metalúrgica del país, estima que la pandemia le dejará pérdidas por unos 4,800 millones de dólares (mdd), pero asegura que es posible la recuperación si las condiciones fiscales mejoran.

¡Actualízate con nuestro canal de Telegram!

Aunque, un obstáculo podría ser la reciente desaparición de la Subsecretaría de Minería, ya que frenaría los puentes entre el sector privado y el gobierno, alertó la Cámara en un comunicado: “Afectará la recuperación del sector ante los estragos de la crisis económica”. Pero su CEO, Karen Flores se muestra optimista al decir que en la industria “trabajan arduamente para recuperar lo perdido durante los cierres”.

¿Cómo apoya la Camimex a las empresas mineras en México?

Nosotros como Cámara hemos tratado de establecer conductos y puentes con las  autoridades federales para que el gremio, que aporta cerca de 90% del valor de la producción comercial nacional, tenga la certeza de que la minería opera con toda la legalidad permitida, son cerca de 1,077 trámites, leyes y reglamentos que se tienen que seguir para que un proyecto minero se cumpla.

¿Cómo ayudó a la industria minera el boom de los metales preciosos?

Hay metales que impactan de forma muy positiva, ya que son un refugio natural de los inversionistas como es el caso de los preciosos. Sin embargo, es muy importante decir que los precios son cíclicos.

Nos gustaría que se quedarán así por siempre, pero es un escenario que desconocemos. Pero en sentido contrario a los preciosos, los metales base, como son plomo, zinc y hierro, sufrieron afectaciones muy negativas por la situación del Covid-19, ya que son minerales de uso industrial y su principal consumidor es China, así que les impactó de manera directa el freno de actividades industriales.

Nos esforzamos para recuperar lo que perdimos durante los meses de paro de actividades a causa de los confinamientos.

¿A cuánto ascienden las pérdidas económicas del sector?

Estimamos pérdidas de 2,000 millones de dólares (mdd) en producción por los meses de paro y aproximadamente 2,800 mdd en exportaciones al cierre de 2020.

Si hablamos de las empresas, ¿Cuánto tiempo tardarán en recuperarse?

Cada una de las compañías está haciendo un gran esfuerzo para recuperar su presupuesto en materia de producción anual. Sin embargo, lo vamos a conocer con certeza en el último trimestre del año. Yo me aventuraría a decir que sí nos vamos a recuperar, pero primero hay que recuperar el buen clima de precios, el cual es muy cambiante en estos momentos.

¿Cuáles son los retos para mantener el crecimiento?

La realidad es que el sector continúa depositando su confianza en México. Como lo dimos a conocer en nuestro último Informe Anual de la Cámara Minera de México, la inversión tuvo un decremento de 5% con relación a 2019, cuando llegamos a 4,659 mdd.

En cuanto al rubro de exploración hablamos de 536 mdd, aquí vale la pena destacar que eso equivale a 40% menos desde 2014; año con año ha ido decreciendo a raíz de que se eliminó el incentivo de deducir el gasto de exploración en el sector.

En esta etapa, si no inviertes, al no haber exploración en el futuro no habría nuevos proyectos, afectando de una manera muy importante al sector en el país. Ese sería uno de los grandes retos. Otro que planteamos sobre la mesa con las autoridades federales es establecer una política integral que reactive la actividad minera de manera responsable.

¿Cuáles son esas políticas que impulsan desde la Camimex?

Hablamos de volver a permitir la deducción de los gastos de exploración en el primer año, de firmar convenios de estabilidad fiscal como lo hacen en otros países. Además, la minería es uno de los sectores que requiere inversiones a largo plazo, y por lo mismo, deben dar certidumbre al respecto.

Buscamos tener una mejor comunicación con las autoridades federales para expeditar y agilizar los trámites de la industria, y así impulsar e incentivar la generación de una mayor cantidad de empleos. Hablamos de 50,000 empleos directos y 300,000 indirectos adicionales a los 2.3 millones de empleos directos que generamos actualmente.

Fuente: Milenio

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera