A unas horas de haberse celebrado el “Día de la Batería” por parte de Tesla en California, donde se dieron grandes anuncios como una nueva generación de baterías de Ion de Litio más densas energéticamente y mucho más baratas que prometen un eficiencia del 50 por ciento mayor a las actuales, un costo inferior a 100 dólares/kWh y compatibilidad con el Powerwall —el sistema de almacenamiento de energía de los Techos Solares de Tesla—, en México nos encontramos debatiendo sobre la posibilidad de “nacionalizar” el litio.

Hoy es evidente que debemos dejar atrás la idea de nacionalizarlo y aprovechar nuestros recursos naturales para crear una cadena de valor que nos fortalezca como potencia.

Según la Agencia Internacional de Energía, casi el 30 por ciento de la generación global de energía en la actualidad ya se da gracias a las Energías Renovables, fotovoltaica y eólica principalmente, tendencia que incrementará a 50 por ciento en 2050 y así progresivamente hasta que se desplace la generación energética fósil en su totalidad en este siglo.

¡Actualízate con nuestro canal de Telegram!

Con la llegada de las Energías Renovables, la descentralización del sistema energético global es inevitable. Aquellos países como México, abundantes en recursos como el Sol, el viento, el agua y minerales, que puedan tejer políticas públicas que generen conocimiento e innovación tecnológica, serán aquellos que puedan lograr la autosuficiencia energética y convertirse en los nuevos exportadores de energía del mundo.

En esta nueva carrera energética, el acceso al litio y el desarrollo de la cadena de valor alrededor de las tecnologías de almacenamiento de energía serán los factores que determinarán a los nuevos líderes energéticos, ya sean empresas o países.

También, estos serán los ingredientes que permitirán la fusión de las Energías Renovables con los dispositivos inteligentes, el rápido avance de la innovación tecnológica y las economías de escala necesarias para que la tecnología que hoy le da vida a nuestros celulares y computadoras, sea la misma que impulse a nuestros vehículos, hogares, industrias y comunidades en las décadas por venir.

No por nada, Bloomberg NEF estima que el tamaño global del mercado del almacenamiento de energía crecerá de 942 GW a 2,857 GW hacia 2040, hecho que generará inversiones por 620 mil millones de dólares en los próximos 20 años.

Tesla, la empresa que ha revolucionado el mercado de los Vehículos Eléctricos y techos solares, sabe perfectamente que su competitividad en los siguientes años se basará en la creación de su propia línea de producción de baterías para sus productos estrella.

Por ello, lo más relevante que anunció Tesla es que sus nuevas baterías ya no serán fabricadas por su socio Panasonic, sino desarrolladas por ellos bajo su programa “RoadRunner”, lo que permitirá la masificación de Vehículos Eléctricos y sistemas de almacenamiento de diversos tamaños: desde casas hasta grandes centrales eléctricas.

Los ganadores de este conocimiento especializado se encuentran alojados en las giga fábricas que Tesla construye a paso veloz en Shanghái, Berlín y Austin.

México tiene oportunidad de ser un jugador líder en esta tarea, ya que hoy somos el 4° exportador de vehículos ligeros y el 6° productor a nivel mundial; un exportador líder de computadoras, celulares, TV y refrigeradores; el tercer país con mayor irradiación solar del planeta; el lugar con uno de los yacimientos de litio más grandes del mundo; y uno de los países con más tratados comerciales.

Para aprovechar el litio y ayudar a crear una cadena de valor alrededor de esta industria del futuro, Solar Power México, la feria líder para la industria fotovoltaica en Latinoamérica, ofrecerá un programa de conferencias dedicado a este fin.

Fuente: Cuatro Cero

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera