public

Carreras STEM

Por: Moisés Gómez Reyna En México, son muy pocas las mujeres que se dedican a la ciencia, la innovación y la tecnología, lo cual es una barrera para su desarrollo

hace 8 meses

Última Publicación ¿Las mineras están descartando operaciones a cielo abierto en México? por Editorial public

Por: Moisés Gómez Reyna

En México, son muy pocas las mujeres que se dedican a la ciencia, la innovación y la tecnología, lo cual es una barrera para su desarrollo profesional y también impide acortar la brecha de género entre hombres y mujeres.

La razón de esto es que muy pocas mujeres eligen carreras profesionales relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería o las matemáticas, conocidas también como carreras STEM, por sus siglas en inglés (Science, Technology, Engineering and Mathematics).

De acuerdo con una investigación del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en México solo 3 de cada 10 profesionistas que eligieron este tipo de carreras son mujeres.

La importancia de las profesiones STEM radica en que éstas se asocian con habilidades que son cada vez más importantes y valiosas, como la solución de problemas complejos, el pensamiento analítico y crítico, y la capacidad de aprendizaje.

Además, los egresados de estas carreras están mejor pagados que los de otras áreas, con ingresos de 13 mil 336 pesos en promedio al mes, contra 12 mil 380 pesos mensuales para el resto de las profesiones.

Otro atractivo es que en ellas la brecha de ingresos entre hombres y mujeres es menor, ya que por cada 100 pesos que gana un hombre en una carrera STEM, una mujer recibe 82 pesos, a diferencia de los 78 pesos que obtiene en otras profesiones.

El IMCO encontró en su investigación que las brechas de género empiezan en la infancia y aumentan con el tiempo.

Un ejemplo de esto es que las niñas en nivel primaria han presentado mejores resultados que los niños en la materia de matemáticas en las pruebas de evaluación de aprendizaje (PLANEA), pero esta situación se revierte en secundaria y se amplía al finalizar el bachillerato.

Además, solo el 6% de las alumnas de bachillerato dice estar interesada en estudiar una carrera de estas áreas de estudio.

A esto se debe sumar que en 2021 solo 13.5% de las mujeres profesionistas eran egresadas de carreras STEM.

La buena noticia es que al llegar al mercado laboral, las mujeres con profesiones relacionadas a la ciencia y la tecnología tienden a ganar más y enfrentan una brecha salarial menor, de 18% en contraste con 22% para profesionistas de otras áreas.

Por otra parte, la brecha salarial existente se explica por el tipo de trabajos que elige ocupar cada sexo, pues mientras las mujeres tienen mayor probabilidad de ser oficinistas o dar clases, en el caso de los hombres tienden a ocupar puestos de mando medio o gerenciales en plantas industriales.

El instituto recalca que para incrementar la participación de las mujeres en estos sectores, es necesaria una intervención desde los primeros años de escuela para que las futuras profesionistas tengan el deseo y sobre todo las capacidades para optar por carreras STEM.

Para ello, propone, añadir el enfoque de género en los contenidos de ciencia y tecnología en los programas de educación básica. Un ejemplo de esto, sería hacer énfasis en la historia de científicas destacadas o bien el otorgamiento de pláticas por parte de mujeres que trabajan en dichos sectores.

Además, se requieren programas de orientación vocacional desde secundaria para que las estudiantes tomen decisiones sobre su educación superior más informadas y basadas en datos. Para esto, se pueden incluir mentorías y actividades que rompan con los estereotipos.

Desde hace años se advierte que nuestro país necesita un impulso más decidido a la ciencia y la tecnología. Establecer como meta que contemos con más mujeres científicas podría ser un excelente enfoque, que además nos ayudaría a disminuir la amplia desigualdad de género existente.

Twitter: @GomezReyna

Editorial

Publicado hace 8 meses

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.