La reducción de casi un 30% en el personal por pandemia y la disminución en 40% de la exploración, son las principales razones; oro, plata, zinc y plomo, entre los más afectados

El estado de Chihuahua registró una caída en la producción de los metales que se generan en la entidad, siendo el zinc el que presentó la mayor disminución anual al pasar de 7 mil 976 toneladas al primer bimestre del 2020 a 5 mil 765 toneladas en el mismo periodo del 2021, representando una caída del 27.7%.

Para febrero del 2021 la entidad produjo mil 550 toneladas de oro y en el mismo mes pero del 2021 fueron mil 348 toneladas, lo que significa una baja del 13%. En lo que respecta a plata, pasó de 100 mil 803 toneladas a 87 mil 019 en igual periodo, registrando una disminución de -13.7%.

Mientras que en plomo, la entidad produjo 3 mil 062 toneladas al segundo mes del 2020, y 2 mil 744 toneladas, pero en febrero del año en curso, es decir, un 10.4% menos. Y en la producción de zinc fueron 7 mil 976 toneladas en febrero del año pasado y 5 mil 765 toneladas en 2021, según Indicadores de la Industria Minerometalúrgica del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Desgraciadamente hemos tenido una baja en la producción de minerales. Durante casi dos meses, una vez declarada la contingencia, la industria tuvo un cierre parcial, periodo en que no produjeron las minas, y esto nos ha llegado a afectar hasta casi este año”, refirió Pablo Méndez Alvídrez, presidente del Clúster Minero en Chihuahua.

Luego de que la minería se consideró esencial, pudo reactivarse aproximadamente el 70% del personal en las unidades, en atención a las medidas de protección; en el área administrativa no ha habido reducción de plantilla por el home office. Cabe resaltar que la pandemia perjudicó el tema del empleo en un 15% en las unidades, y el otro 15% de los colaboradores están en situación de cambio de rol y descanso, estrategias que les han permitido evitar brotes.

Otra cuestión que afecta a la producción en la entidad es que la Mina Mascota, en la comunidad de Cahuisori, en el municipio de Ocampo, está por cerrar sus operaciones, toda vez que concluyó la vida de la mina, lo que obviamente incide en las cifras.

En cuanto a las expectativas para lo que resta del año, el entrevistado manifestó que lo más probable es que los números no vayan a la alza; ya que además, ha impactado el tema de la exploración que ha disminuido casi en un 40% en el país.

“La exploración se vio afectada principalmente por el tema de que los gastos de explotación son deducibles en 10 años, por eso se ha hecho tan difícil, es un costo muy grande. De cada 100 proyectos que se exploran, uno puede llegar a ser mina, entonces el 99% de esas exploraciones no son proyectos productivos o como minas. Entonces por eso es tan importante, y se ve afectado en que no somos tan atractivos como país, y aparte que tenemos una carga fiscal en cuanto a la exploración muy fuerte, y eso también hace más difícil que las compañías se animen a explorar”, indicó, detallando que la situación fiscal viene complicando la exploración desde hace unos cinco años.

Cabe resaltar que de acuerdo a información del presidente del CLUMIN, de las minas actuales en Chihuahua, no muchas durarán a más del 2030, de ahí la trascendencia de la exploración para encontrar más yacimientos y encontrar más unidades que puedan llegar a ser minas.

Todo lo anterior ha impactado en inversiones, pues a la fecha, el ránking Índice Fraser posiciona a México en el lugar 42 para invertir, cuando anteriormente estaba dentro de los 10 primeros países. Esto no recae por el tema de la minería, sino que se debe a diversas causas: estabilidad política, seguridad, estabilidad fiscal.

En este sentido, el representante del gremio comunicó que en México la minera es el sector que más paga impuestos, esto es, el 52% de carga tributaria; mientras que en Canadá se paga alrededor del 34%, en Estados Unidos el 30%, en Perú el 28%, entonces la carga tributaria hace complicado invertir.

“A pesar de que como país estamos en el top 10 de producción minera en el mundo, desafortunadamente en atracción de inversión somos el país 42. En América Latina hay países más interesantes para invertir como Argentina, Perú, Brasil y Chile”, expuso.

Sin embargo, la situación geológica o de minerales ayuda a nuestro país a atraer inversión canadiense, australiana, mexicana: el 54% de la producción minera nacional es de empresas de capital mexicano, mientras el 30% es de empresas de capital extranjero pero son empresas mexicanas.

Por otra parte, Méndez Alvídrez destacó que la coordinación del sector con las autoridades ha sido muy buena, pues aunque se eliminó la Subsecretaría de Minas, aseguró que se cuenta con un buen aliado en la Dirección General de Desarrollo Minero, que es José Javalera.

Finalmente declaró que de momento no existen nuevos proyectos para anunciarse a corto plazo, pues se necesita una mayor capacidad de atracción por parte de las autoridades, añadiendo que la gobernadora de Sonora es muy activa en la atracción de inversión hacia la minería, lo que pudiera replicarse en Chihuahua, que actualmente ocupa el cuarto lugar a nivel de producción nacional.

Fuente: elheraldodechihuahua.com.mx