public

Chile y Perú se alían para promover el hidrógeno verde en la minería

Los dos países, los mayores productores mundiales de cobre, han codiseñado una hoja de ruta para la adopción e implementación del hidrógeno verde (H2V) en su industria minera. El principal

hace un año

Última Publicación Mineras en Auge por la Inteligencia Artificial por Editorial public

Los dos países, los mayores productores mundiales de cobre, han codiseñado una hoja de ruta para la adopción e implementación del hidrógeno verde (H2V) en su industria minera. El principal objetivo es que sirva como eje estructurante de la futura incorporación de este vector energético, de enorme potencial, en esta industria y, al mismo tiempo, facilitar el camino de la integración de energías renovables en los dos países.

Tanto Chile como Perú ofrecen condiciones “muy favorables para la generación de energías renovables no convencionales, convirtiéndolas en un potencial líder en la producción de hidrógeno verde”, declaró el ministro de Energía y Minas de Perú, Óscar Vera, en una webinar celebrada para presentar la hoja de ruta, que permitirá identificar los proyectos tecnológicos y colaborativos a desarrollar, formas de financiación y la coordinación institucional necesaria para su ejecución, incorporando la tecnología del hidrógeno verde de forma competitiva a la industria minera.

De acuerdo con Fernando Lucchini, presidente Ejecutivo de la Corporación Alta Ley (el programa nacional de minería chileno) esta hoja de ruta es imprescindible para lograr el objetivo de tener una industria carbono neutral a 2050. “Resulta indispensable abordar estrategias que mitiguen el uso de combustibles fósiles y emisiones asociadas de nuestra industria, en línea con los compromisos de nuestro país y de las mismas compañías mineras en esta materia. El hidrógeno verde es una de las alternativas tecnológicas que permitirían lograr estos objetivos del sector”.

En 2022, los contratos de suministro de energía limpia suscritos por mineras en Chile representaron el 40% de su consumo total. Y se espera que este porcentaje se eleve al 65% para 2025. Pero para llegar a estas cifras “es necesario ofrecer tecnologías competitivas en costos y eficiencia para que aumenten la oferta y demanda internas y se capitalicen las oportunidades”, añadió Lucchini.


Se estima que el hidrógeno verde podría ayudar a reducir en torno a un 20% las emisiones en Chile y Perú para 2030. Esto se conseguiría, fundamentalmente, reemplazando el diésel en las operaciones a cielo abierto, el combustible residual en fundiciones y refinerías, y el diésel y gas natural en la electro obtención de la minería cuprífera. También es necesario incorporar camiones de extracción minera de cero emisiones y el uso cada vez mayor de las energías renovables en la industria minera.

La hoja de ruta ha sido elaborada por Corporación Alta Ley y por SAMMI Clúster Minero Andino por parte peruana. Ectualmente, en la región hay en marcha una serie de proyectos que pueden ser considerados como la línea base que permite avanzar en el desarrollo de este vector energético. Algunos de estos proyectos son: Hub de Hidrógeno Verde Antofagasta (H2VA), AES NH3 Verde, Antofagasta Mining Energy Renewable (AMER), Atacama H2 HUB y el proyecto Hydra.

Editorial

Publicado hace un año

¿Comentarios?

Déjanos tu opinión.