Un total de 382 trabajadores de la mina San Antonio, en Aquiles Serdán, Chihuahua, serán liquidados luego de que la empresa minera Grupo México comunicara el cierre de sus operaciones por tiempo indefinido.

alt

Ante el aviso, la presidencia municipal de Aquiles Serdán y los directivos de la mina San Antonio sostuvieron una reunión para establecer las estrategias para brindar opciones a los casi 400 obreros que quedarán desempleados.

Se acordó que el próximo 5 de marzo se les ofrezca alternativas laborales en la Feria del Empleo a celebrarse la en esa semana, además que se están ofreciendo empleos en las distintas plantas de Grupo México en el país.

El alcalde de Aquiles Serdán, Ariel Fernández, reconoció el compromiso que ha tenido la empresa con la comunidad durante años, por lo que calificó como una noticia que genera una gran afectación ante la conclusión de un vínculo fructífero para ambas partes.

Enfatizó que la empresa no se retira de la comunidad de manera definitiva ya que mantendrá presencia con la Fundación Casa Grande y la Tienda del Minero.

El presidente municipal Ariel Fernández indicó que se estarán haciendo gestiones con las instancias de gobierno del estado y gobierno federal, con el objetivo de que encontrar más alternativas de respaldo para los empleados liquidados y sus familias.

Destacó que la alcaldía estará al pendiente del proceso de liquidación de los más de 382 empleados que laboraban para la mina San Antonio, para que esta terminación de relación laboral sea con apego a las disposiciones legales, por lo que añadió que confía que la buena relación de la empresa con la comunidad llegue a un final sin complicaciones.

Los directivos de la minera informaron que las operaciones se detendrían debido a que una vena de agua que pasa por debajo del yacimiento provocó una inundación.

Para finalizar, se anunció que a partir del martes 25 comenzaron a pagar las liquidaciones correspondientes.

Fuente: El Sol de México