Las comunidades mineras en 20 municipios chihuahuenses han dejado de percibir por lo menos 640 millones de pesos, luego de que la Federación absorbiera el manejo total de los recursos pagados por el Fondo Minero (Fomin) desde hace 2 años.

Pablo Méndez Alvídrez, presidente del Clúster Minero (Clumin) de Chihuahua, comentó que esta industria anualmente paga alrededor de 400 millones de pesos, recursos que anteriormente beneficiaban a las localidades de donde se extraen minerales en la entidad.

Luego de que la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión aprobara la iniciativa enviada por el poder Ejecutivo federal para reformar la Ley Federal de Derechos para captar el total del Fomin, desde 2020 este recurso económico se asigna en un 85% para la Secretaría de Educación Pública, un 5% para la Secretaría de Economía y un 10% para obras de infraestructura que defina el Gobierno de México.

Al dejar fuera a gobiernos estatales y municipales, la población de las comunidades mineras como las chihuahuenses se quedaron sin un importante ingreso para poder realizar proyectos para mejorar su calidad de vida, señaló el presidente del Clumin Chihuahua.

Uno de los principales afectados es el municipio de Ocampo, que con sus tres minas en producción entrega una de las mayores aportaciones al Fomin en el país, indicó.

La derrama anterior a la reforma federal era del 80% para estado y municipio, y ayuntamientos como ese recibían cantidades superiores al presupuesto estatal asignado, explicó.

“Nosotros hemos pagado alrededor de 400 millones de pesos anuales en el estado, de ese derecho que podría regresarse a las comunidades, y obviamente sí sería bueno que por lo menos una parte se regresara para que tuvieran obras en las comunidades donde se causa este impuesto”, expresó.

Dijo que las compañías mineras siguen cubriendo el impuesto, por lo que el impacto es principalmente para las localidades.

“Imagínate que de repente se los quitaron, fue un golpe fuerte a las finanzas de cada municipio, en donde se podían presentar proyectos ante el Comité, y pues aunque todos se presentaron hasta ese momento, ya no hubo más”, comentó.

Agregó que las principales solicitudes de los ayuntamientos al Consejo eran el pavimentado de las calles, además de la construcción de puentes y escuelas.

“Ahora todo ese presupuesto se fue a la Secretaría de Educación Pública, así que esperemos que se sigan haciendo escuelas con ese dinero para los municipios como Parral, Ocampo, Guerrero, Madera, Ciudad Juárez, Chihuahua y los otros 14 en donde hay minería”, señaló.

Fuente: elheraldodechihuahua.com.mx