Por 14 años consecutivos Newmont Peñasquito recibió el Distintivo como Empresa Socialmente Responsable, galardón que otorga el Cemefi (Centro Mexicano para la Filantropía) para acreditar y reconocer a las empresas líderes por su compromiso de aportar valor social.

Durante estos 14 años Newmont Peñasquito hace patente este compromiso mediante la implementación y mejora continua de una gestión socialmente responsable, como parte de su cultura y estrategia de negocio. Ejemplo de ello son los 2 mil 758 empleos directos, de los cuales el 76% son habitantes del Estado de Zacatecas y 603 de estos colaboradores viven en las comunidades del Municipio de Mazapil. Adicionalmente trabajan en el sitio más de 2 mil personas en empresas contratistas, y se genera derrama económica que beneficia a más de 20 mil familias en esta zona del país.

Otros programas que esta empresa ha implementado para el desarrollo de Mazapil, incluyen 744 becas a estudiantes de comunidades vecinas, 70 academias deportivas, programas de capacitación para docentes, equipamiento del 100% de mobiliario escolar a 63 escuelas de nivel básico, el programas Activa tu Comunidad junto con la Universidad Autónoma de Zacatecas para el fortalecimiento de líderes locales, una inversión de más de 25 Millones de Pesos en el CONALEP de Mazapil, donde a la fecha se han graduado 409 jóvenes que en su gran mayoría trabajan para la empresa o sus contratistas.

De acuerdo a los indicadores socioeconómicos del CONEVAL, en Mazapil entre los años 2010 (año en el que Peñasquito inicia operaciones) y 2015, hubo reducción de la pobreza, disminución de la pobreza extrema y la pobreza moderada, se redujeron las brechas de acceso a espacios de vivienda y servicios básicos; en ese mismo periodo ha decreció la vulnerabilidad por ingreso, se han descendido las carencias sociales, la carencia por acceso a servicios de salud se redujo en 30 puntos porcentuales y se han mejorado los niveles de ingreso en la población, además de que ahora existe mayor acceso a la educación.

Mazapil es uno de los municipios que, en el país, más recursos del Fondo Minero ha recibido. Newmont Peñasquito ha realizado contribuciones superiores a los 2,900 Millones de Pesos solo por concepto este impuesto. Sin embargo, y adicional al Fondo Minero, Peñasquito ha invertido en la construcción de más de 150 obras de infraestructura comunitaria, entre ellas clínicas de salud, plantas potabilizadoras, tanques de almacenamiento de agua potable, pozos de riego profundos para uso agrícola y doméstico, sistemas y equipo de irrigación agrícola, plazas comunitarias, canchas deportivas, rehabilitación de caminos, cocinas comunitarias, líneas de drenaje, fosas sépticas, etc.

Mientras que el cuidado del medio ambiente y el compromiso con la conservación de los recursos naturales es uno de los hitos de mayor relevancia para la industria minera en México. Newmont, tiene como objetivo primordial el generar valor y mejorar vidas a través de minería responsable. En ese sentido destacan: el Programa de Monitoreo Hídrico Participativo Independiente y con participación de las Comunidades, un área de conservación-reforestación de 1500 hectáreas, una Unidad de Manejo Ambiental para la Conservación de la Vida Silvestre, autorizada y monitoreada por la SEMARNAT, donde se protegen 120 ejemplares de Venado Cola Blanca. Es importante resaltar que Peñasquito es una operación con cero descargas, además de que el 70% del agua de proceso es reciclada.

Peñasquito, ha mejorado la disponibilidad de agua para las comunidades vecinas a la mina mediante la construcción y operación de modernas plantas de Osmosis Inversa, por primera vez estas comunidades tienen acceso a agua potable gracias a la infraestructura construida por la empresa en los últimos años.

Estas y otras acciones le han valido a Newmont el reconocimiento del propio Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien reconoce a la compañía como una empresa que “paga bien a sus trabajadores y que cumple altos estándares ambientales y sociales” (SIC).