Carlos Pavón Campos, secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico Frente, informó que únicamente en Fresnillo se advierten afectaciones para más de 12 mil trabajadores, incluidos contratistas y proveedores que surten materiales, de paralizarse totalmente la actividad, como lo decretó el gobierno de México por la emergencia sanitaria del Coronavirus Covid-19.

altCarlos Pavón Campos, secretario general del SNMM Frente.

El también diputado federal de Zacatecas, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), explicó que la Minera Fresnillo PLC programó dos días para implementar el cierre de las minas, pero que el gremio negocia para que continúen las labores al menos al 20 o 30 por ciento de operación para mantener acciones estratégicas.

Sin embargo, recalcó que hay rechazo al decreto federal y, como lo manifestaron organizaciones de la industria extractiva a nivel nacional, porque también implica procesos operativos para garantizar que no haya daños en las instalaciones.

“¿Cómo le vamos a hacer? Las minas no se pueden cerrar de la noche a la mañana, porque se necesita bombeo, mantenimiento, muchas actividades para asegurar el regreso con operaciones como se deben. […] Si se deja la mina así se va a inundar, va a acabar con la maquinaría que existe y será muy difícil volver a levantarla”.

El líder sindical consideró que el gobierno de México debe tomar “medidas fuertes para evitar que la fuente de trabajos de miles de familias fresnillenses se acabe; en todo el país, las minas, como fuentes de empleos, sufrirán daños catastróficos de no ser atendidas adecuadamente”.

Se calcula que a nivel nacional, más de 100 mil trabajadores que pertenecen a la Unión Nacional del Sindicato Minero Metalúrgico y Metal Mecánico de México (UNASIM), serían perjudicados pese a que, aseguró, las empresas han tomado acciones de prevención y no se tienen registros de contagios dentro de las minas.

Hasta el momento, las secciones sindicales que reportan paralización en la operación son 82 de Juanicipio, 72 de Saucito del Poleo y 62 en Fresnillo; 102 de Francisco I. Madero y 70 de Miguel Auza, en Zacatecas, además de otras en Coahuila, Sonora, Estado de México, Durango, Chihuahua, Sinaloa y Guerrero.

Pavón Campos insistió en que “el problema no es menor”, pues las pérdidas serán “de miles de millones de pesos” y son más de 10 mil familias las afectadas en Fresnillo, uno de los principales municipios productores del estado. Advirtió que, además, que “no vemos muy pronto” el regreso: “el 30 de abril no es cierto, esto se puede ir hasta agosto o septiembre”.

Recordó que de acuerdo con el decreto federal, se le tiene que pagar a los mineros, que mencionó tienen salario base y otras compensaciones, como bonos de productividad y tiempos extras, por lo que destacó que el sindicato se concentra en que se respeten los derechos de los trabajadores.

Fuente: NTR Zacatecas