El año pasado México cayó nueve lugares en el atractivo para la industria, según el Instituto Fraser.

El brillo de México para atraer inversión minera va en retroceso. La falta de confianza y certidumbre para el sector derivó de las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre revisar concesiones, así como de la reciente desaparición de la subsecretaría del ramo.

“La confianza no se muestra, se gana”, señala el ex subsecretario de Minería Francisco Quiroga, quien reconoce que se tiene la seguridad de que no habrá cancelación de concesiones ni aumento de impuestos.

El gobierno federal ha sido claro: en este sexenio no se otorgarán concesiones. El Presidente dijo que se llegó concesionar 40 por ciento del territorio nacional. Además refirió que se trata de detener las concesiones “porque con lo que hay alcanza para millones de años”.

Karen Flores, directora general de Camimex, indicó que en México se encuentran vigentes 25 mil 221 títulos de concesión minera, que representan 20 millones 970 mil hectáreas, equivalentes a 11 por ciento del territorio nacional, por lo cual es un mito que prácticamente todo este concesionado a la minería.

En los últimos cuatro años los recursos destinados a la exploración se desplomaron 37 por ciento, con el consecuente saldo en caída de inversión y generación de empleo. El año pasado México retrocedió nueve lugares en el atractivo de inversión para esta industria, pasando del 29 en 2018 al 38 en 2019, de acuerdo con el Instituto Fraser.

Al menos 84 proyectos fueron postergados en 2019 debido a diferentes factores que afectan su competitividad, como el precio de los metales, una mayor carga impositiva, retrasos o rechazos en los permisos e incertidumbre ante posibles cambios en las regulaciones y las políticas públicas de la minería.

La Cámara Minera de México (Camimex) señala que este escenario trajo como resultado un retroceso en la inversión registrando 4 mil 657 millones de dólares en 2019, 4.9 por ciento menos en comparación con lo invertido en 2018 y aún más lejos de lo de 2012, cuando se alcanzaron los 8 mil 43 millones de dólares con la consecuente generación de 18 mil 833 empleos.

Derivado de lo anterior y de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social, al cierre de 2019 se registraron 379 mil trabajadores, generando solo 73 nuevos puestos contra los 7 mil 434 generados en 2018.

“Hay un gran temor para las empresas extranjeras cuando ven el panorama de lo que ha pasado en México, sobre todo en la recepción o en la atracción hacia los capitales”, expuso Joseph Délano, director de la empresa alemana proveedora de equipo y tecnología Délano Schmidt & Kranz.

En el Índice de Seguridad del Instituto Fraser, México continúa muy rezagado, aunque avanzó ocho lugares al llegar al puesto 71; sin embargo, se encuentra a solo cinco sitios para ser considerado el último en las 76 jurisdicciones evaluadas. Por ello Flores reitera que falta certidumbre.

Fuente: Milenio

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera