Alejandra Mendoza Trasviña tiene estudios en Geología y actualmente ocupa el cargo Superintendente de Mina en Minera Rio Tinto.

Mi participación en el sector minero me ha permitido desarrollarme y crecer dentro del área de producción en una empresa que ha tenido un crecimiento continuo y con una demanda de producción que  ha ido en aumento, durante mi participación en estos 9 años hemos visto el inicio de un proyecto que ha superado sus expectativas de vida, su participación en la generación de empleos y el impulso económico que una mina puede generar a la población.

Mi visión de la minería: una oportunidad de desarrollo profesional y personal, donde la igualdad de género tiene las mismas oportunidades para todos. Y tus logros no los define tu sexo.

Cuéntanos ¿Cómo ha sido tú ingreso y tus motivaciones para haber elegido a la minería como lugar para desarrollar tus metas de vida?

Soy Geólogo de profesión y el área minera es parte de mi formación como profesionista, durante los primeros años que egrese de la carrera, la dedique en parte a la crianza de mis hijos, al paso de unos años la necesidad de poder incorporarme al ambiente laboral y desarrollarme como profesionista me llevo a buscar una oportunidad en el área minera, se presentó una oferta laboral lejos de casa y alejada de mi familia, mi incorporación no fue fácil al inicio ya que el primer prejuicio que recibí fue que todavía tenía hijos pequeños, y dudaban de mi capacidad para poder manejar mi situación de madre y trabajo. La motivación mas grande fue mi desarrollo profesional como mujer y demostrar qué el hecho de tener hijos no te limita a desarrollarte en cualquier área.

El ambiente minero puede llegar a ser muy rudo para una mujer pero sin duda la remuneración económica es compensada, para mi haberme incorporado al área minera fue una oportunidad para poder desarrollar mis habilidades que fueron retribuidas poco a poco y me fueron delegando mayores responsabilidades, dejando atrás el estigma de una mujer con hijos pequeños no puede integrarse al entorno minero y sobre todo demostrar que tiene la capacidad para poder llegar a ocupar puestos vitales como líder dentro de la empresa.

¿Puedes hablarnos de tus retos y logros que te han permitido estar dónde estás?

El primer reto que tuve fue llegar a un ambiente donde todos los puestos de supervisión y jefes de área eran ocupados por hombres, las mujeres solamente ocupaban puestos en el área de limpieza, cocina y ensayadoras. Mi incorporación no fue fácil ya que la figura femenina no era vista con voz de mando, y menos como líder de un grupo.

Mi inicios en el área minera fueron como geólogo y supervisor en el área de producción tajo, uno de los retos principales fue que se dé el respeto y te vean como una figura de autoridad, tenía a mi cargo un grupo de alrededor de 15 personas  todos del sexo masculino. Cuando una mujer se integra en un ambiente donde los hombres están acostumbrados a que sus superiores son de mismo sexo les cuesta trabajo asimilar que llegue una mujer y tome ese rol de jefe.

El siguiente reto fue demostrar que tenía la aptitud de poder crecer dentro del departamento de producción, poco a poco mi esfuerzo, dedicación y tenacidad hicieron que las responsabilidades cada vez fueran más importantes,  durante los 9 años he demostrado que puedes llegar a ser un líder y dirigir a un grupo de trabajo para  poder cumplir con las metas y objetivos que se nos dan mes a mes.

Mi progreso ha sido constante, pasando de Supervisor, a Jefe de área y actualmente de Superintendente de mina. Me ha tocado ver el crecimiento del proyecto y ser parte de él, en la toma de decisiones y desarrollo del mismo.

¿Cuál crees que es el desafío más grande para la inclusión de la mujer en el sector minero?

A veces los desafíos mas grandes son pensar que la participación de la mujer en el ambiente minero solo puede ser en áreas de limpieza y  cocina o en puestos  donde hay poca oportunidad de desarrollo.  Las mujeres que logramos entrar directamente en el área de producción, tenemos que demostrar que somos capaces de poder cumplir con el trabajo responsablemente, que tenemos la facultad de adaptarnos a ambientes hostiles y que podemos ocupar puestos importantes, y nuestra capacidad de conocimiento es igual a la del sexo masculino.

¿Cómo ves el trabajo de las mujeres en la industria minera mexicana? ¿Qué crees que falta para atraer a más mujeres a este sector y cómo se podría mejorar su preparación?

Creo que todavía está muy marginado el trabajo de la mujer en la minería, sigue estando ocupado en su mayoría por hombres, sin embargo en la empresa donde me he desarrollado con el paso de los años he visto como poco a poco se han ido integrando mujeres en diferentes departamentos, y con puestos importantes donde se han vuelto lideres, tienen la habilidad de tomar decisiones importantes sin ser discriminadas por ser mujeres, ese tabú ya no se ve en la empresa.

Tuve la fortuna de ser de las primeras mujeres en la empresa a la que se le asigno un puesto con mucha responsabilidad como es llevar a tu cargo la producción del Tajo, y demostrar que las mujeres tenemos la capacidad de poder manejar los retos y sobresalir en un ambiente donde los hombres son la mayoría.

Creo que en una empresa donde se integran mujeres y poco a poco demuestran que su participación puede llegar a ser importante en el desarrollo del proyecto, hace que las empresas vayan integrando cada día a más mujeres, y no solamente las ven  trabajando en áreas como poca oportunidad de desarrollo.

Definitivamente hay mucho desconocimiento por parte de la población en general,  donde no se sabe de qué forma se puede integrar la mujer en el área minera, hay que dar capacitaciones y fomentar que la mujer se integre en diferentes áreas y sea vista con la misma igualdad de género.

¿Qué factores crees que ayudan a desarrollar mejor el liderazgo de las mujeres en minería en distintas responsabilidades?

Demostrar que tienes la capacidad para poder ejercer tu trabajo al mismo nivel que un hombre, te pone en la misma posición para poder crecer dentro de la empresa.

Ser capaz de desarrollarte como líder de un grupo, guiarlo y llevarlo a cumplir las metas, te hace sobresalir como mujer, ya que no es fácil manejar a un grupo donde la mayoría son hombres.

El respeto mutuo  dentro del área de trabajo son muy importantes, cuando una mujer logra el respeto de sus compañeros, su participación se vuelve igual de importante en cualquier área que desempeñe su trabajo.

¿Qué consejos les darías a todas las mujeres mineras, y no mineras, de México que sueñan con seguir creciendo tanto en la vida laboral como en sus metas de vida?

No importa el área de trabajo que escojas, siempre hay una oportunidad de desarrollo y aprendizaje, todas las metas que uno se propone se pueden cumplir, hay que aprender a  adaptarnos a las situaciones difíciles, no  siempre es fácil, pero si demuestras que tu talento esta al mismo nivel o por encima de tus compañeros,  te hará sobresalir y crecer dentro de la empresa.