Por: Dr. H.C. Rodufbel Alvarado   (Consultor y Conferencista Internacional en Minería)

Vemos con mucha curiosidad cómo las empresas mineras celebran y comparten con alegría aquellos logros en materia de seguridad, gestiones que se interpretan a través de sus estadísticas de accidentalidad y solo escuchamos ¡llevamos X días e incluso años sin accidentes! En función de esto, surgen varias interrogantes sobre esos indicadores y en especial conocer, bajo qué criterios profesionales se rigen para considerar que llevan tantos días sin accidentes en operaciones muy peligrosas y riesgosas; entre ellas:

1) ¿No ocurrió nada en esa mina?

2) ¿Ningún trabajador se lesionó?

3) ¿Cómo interpretan las lesiones?

4) ¿Estarán en capacidad de soportar una Auditoría?

5) ¿Hay concordancia entre lo que el responsable de seguridad transmite y lo que sucede en la mina?

Es entonces donde iniciamos la búsqueda de respuestas a esas preguntas claves.

1) ¿No ocurrió nada en esa mina?

Hay gestiones que tienen la errática práctica de solo publicar los accidentes incapacitantes y no todos.

2) ¿Ningún trabajador se lesionó?

Ninguno ejerciendo sus labores, presentó un machucón, atrición, resbalón, en especial los trabajadores de áreas como, mantenimiento mecánico, perforistas, personal de servicios, almacenistas, personal de limpieza entre otros.

3) ¿Cómo interpretan las lesiones?

Desde la OIT “Organización Internacional del Trabajo”, define el accidente de trabajo como:

El suceso ocurrido en el curso del trabajo o en relación con el trabajo, que puede causar lesiones profesionales mortales o no mortales. Un accidente de trabajo es un hecho imprevisto y no intencionado, incluyendo los actos de violencia, que se deriva del trabajo o está en relación con el mismo y causa una lesión, una enfermedad o la muerte a uno o a más trabajadores.

Fuente: OTI

Accidente de trabajo según la ISO 45001: Desde el punto de vista técnico, se define el accidente de trabajo como todo suceso anormal, no querido ni deseado, que se presenta de manera brusca e inesperada, aunque normalmente es evitable, que interrumpa de forma normal la continuidad del trabajo y puede causar lesiones en las personas.

Fuente: ISO 45001

4) ¿Estarán en capacidad de soportar una auditoría?

Existe una herramienta fundamental en las organizaciones llamada los servicios preventivos de seguridad y salud, dicho departamento a nivel de dirección, deben autoevaluar su gestión considerando el registro de morbilidad con el de accidentes, teóricamente tienen que concordar ya que todas las atenciones a lesiones dentro de la empresa fueron a consecuencia u acción de un evento no deseado denominado ACCIDENTE.

5) ¿Hay concordancia entre lo que el responsable de seguridad transmite y lo que sucede en la mina?

Como está contemplado en la pregunta anterior, la morbilidad debe concordar con la accidentalidad, por lo que la Dirección de los servicios preventivos de seguridad debe impulsar, que las dos áreas aumenten la sinergia y sigan en la búsqueda de las medidas de prevención y control para minimizar la accidentalidad y lograr la meta “cero fatalidades”.

Pirámide de la accidentalidad:

William Heinrich:

A lo largo de la historia, desde la revolución industrial en los 40, William Heinrich impulsó, la prevención con la herramienta llamada pirámide de accidentalidad, Heinrich refería al 1-29-300, cuyo objetivo fue determinar que, gracias a reportar los incidentes, podemos evitar lesiones mayores y no llegar hasta el accidente fatal.

Rodufbel Alvarado:

Fuente: Libro de SEGURIDAD MINERA BASADA EN EL ELEMENTO HUMANO (Anécdotas y vivencias como hombre de seguridad en la mina) 2012, Universidad de la Guajira Colombia, Dr. Rodufbel Alvarado.

En el 2005, tuve la oportunidad de analizar por 5 años la accidentalidad de las minas de carbón y determinamos en una población de 288 accidentes totales, 250 se atendieron en el servicio médico de la unidad minera como atención ambulatoria, 30 accidentes con lesiones leves que llevaron al trabajador a la suspensión de actividades pero retornó a su labor el mismo día, 08 accidentes con lesiones moderadas que llevaron al trabajador a la suspensión de actividades por más de 21 días y gracias a Dios, no llegamos al accidente fatal.

La reflexión de todo esto, es que tenemos que impulsar el reporte y publicación de todas las lesiones, ya que es la única forma de poder detener el avance de la accidentalidad y llegar a la meta de CERO FATALIDADES.

Interpretación en la Industria Minera:

Vemos con mucha preocupación, la falta de herramientas estadísticas para interpretar un accidente, lamentablemente en algunas gestiones, no se considera el impulso del reporte oportuno de accidentes y condiciones inseguras; las gestiones de seguridad no están orientadas a los verdaderos objetivos de la prevención. Es triste observar como pasan gran cantidad de lesiones en los turnos de trabajo y son considerados enfermedades generales y no accidentes de trabajo, solo por la irresponsable manera de poder decir “somos empresa cero accidentes”.

Morbilidad:

Es de suma importancia, llevar al día y actualizado el registro de morbilidad de los trabajadores ya que las empresas mineras tienen el deber de mantener estos datos disponibles para los entes gubernamentales, llámese ministerios o secretarías correspondientes que en este caso son los que articularían la información con el seguro social para efectos de incapacidad, protección y el pago correspondiente de sus salarios.

Una lesión profesional se define como toda lesión corporal, enfermedad o muerte causadas por un accidente de trabajo; la lesión profesional es, por lo tanto, distinta de la enfermedad profesional, que es aquella contraída como resultado de la exposición a factores de riesgo inherentes a la actividad laboral.

Quedo a sus órdenes dispuesto a contribuir con la meta de reportar todos los incidentes, tomar acciones inmediatas y llegar a CERO FATALIDADES.

“Lo más importante de la cadena productiva, es el VALOR que le da el minero al salir de su jornada, sano y seguro”.

Dr. Rodufbel Alvarado, México, septiembre del 2020.