Fitch redujo las calificaciones internacionales de deuda a largo plazo de varias de las mayores compañías energéticas de México, solo dos días después de que rebajara la calidad crediticia soberana del país.

"Las rebajas de calificación de Pemex y CFE reflejan el vínculo directo de estas compañías con las calificaciones soberanas de México", señala un comunicado de la agencia, que añade que "las rebajas de calificación de IEnova y Cometa reflejan el mayor riesgo de contraparte en su perfil crediticio".

El 15 de abril, Fitch rebajó el crédito de México de BBB a BBB-. Si bien Fitch mantuvo la perspectiva estable, la nota asignada es solo un nivel por encima de la categoría basura.

La calificadora rebajó por primera vez a Pemex a la categoría basura en junio pasado, y desde entonces ha continuado reduciendo su crédito, pues a principios de abril le asignó la calificación BB.

Ahora reitera que las debilidades de la compañía son múltiples, dada su flexibilidad limitada para navegar la recesión en la industria del petróleo y gas dada su elevada carga fiscal, gran apalancamiento, aumento de los costos de elevación por barril y altas necesidades de inversión.

Debido al desafiante entorno global, Fitch cree que la estatal tendrá dificultades para mantener la producción de petróleo y reponer las reservas.

Por el contrario, la rebaja de CFE fue automática. "Las calificaciones de CFE se equiparan a las de México debido a su fuerte vínculo con el gobierno", explicó Fitch.

Si bien tanto Pemex como CFE dependen intrínsecamente del respaldo del Gobierno mexicano, en los últimos meses la eléctrica ha demostrado su capacidad para hacer frente al contexto económico que empeora rápidamente. Recientemente, aumentó sus tarifas de electricidad por kw/h.

Por otra parte, el problema para IEnova y Cometa, según Fitch, es la dependencia de Pemex y CFE. Por lo tanto, el mayor riesgo de contraparte en su perfil crediticio dado que las entidades relacionadas con el gobierno representan una gran parte del flujo de caja de ambas empresas.

En el caso de IEnova, Pemex, CFE y Cenegás representan el 45-50% del Ebitda de la compañía.

Por último, Cometa Energia, principal comprador de CFE, depende en gran medida de esta última. Por lo tanto, la rebaja de crédito de México y CFE perjudicó el crédito de Cometa.

ATRIBUYEN REBAJAS A SOMBRÍO PRONÓSTICO DE RECUPERACIÓN

En un seminario web realizado el 16 de abril, analistas de Fitch enfatizaron que las rebajas se basaron no solo en la exposición al desplome de los precios del petróleo, sino también a las sombrías perspectivas de recuperación para 2021, tanto en México como en la región en general.

"Desafortunadamente creemos que el crecimiento se retrasará en América Latina", confesó Shelly Shetty, codirectora de calificaciones soberanas de América en Fitch, respecto de las perspectivas para el próximo año.

Fuente: Bnamericas