La minería de México enfrenta dos nuevos desafíos en el 2020, el impacto del Covid-19 y retrasos en la devolución del IVA, destacó Fernando Alanís, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).

La minería es un sector altamente exportador, por lo que siempre obtiene saldos a favor del IVA.

“En el último año, la autoridad ha comenzado a dilatar la devolución a pesar de que varias de las empresas agremiadas cuentan con la certificación de empresa altamente exportadora, lo cual da el derecho a recibir la devolución del IVA dentro los 30 días calendarios de su presentación, lo cual ya no está sucediendo.

“Estimamos que en nuestro sector se han acumulado cerca de 1,000 millones de dólares de IVA que la autoridad no ha regresado, lo cual ha puesto en riesgo el flujo de varias de ellas, lo cual se suma a los problemas financieros que ha traído la pandemia del coronavirus”, dijo Alanís en una carta enviada a la Concamin en marzo.

Previamente, Alanís sostuvo una videollamada con Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, en la que acordaron distinguir las prioridades para mantener las cadenas productivas funcionando.

“El acceso al transporte ferroviario y de carretera, el acceso a puertos y fronteras, es prioritario; (pero) creemos que el tema del IVA es un tema transversal que impacta a todos y que sin representar un subsidio del gobierno puede ayudar a aliviar las finanzas de varias empresas del sector”, concluyó Alanís.

En México, el gobierno federal ha declarado una emergencia sanitaria nacional debido a la pandemia del Covid-19 y ha decretado diversas medidas de prevención, incluyendo la suspensión de actividades no esenciales, entre las que clasificó a la minería.

Ante ello, por ejemplo, la empresa Endeavour Silver Corp ha iniciado el proceso de suspensión de las tres operaciones mineras con que cuenta en México, lo cual se extenderá hasta el 30 de abril, de acuerdo con lo que ha dispuesto el gobierno.

Endeavour mantendrá personal esencial en cada complejo minero durante el periodo de suspensión a fin de dar continuidad a los protocolos de seguridad operacional, vigilancia ambiental, medidas de seguridad física y mantenimiento de equipo.

“El personal esencial está siguiendo estrictos protocolos de seguridad operativa contra el Covid-19; mientras tanto, el personal no esencial está siendo enviado a casa con goce de sueldo a fin de que se autoaísle y salvaguarde su salud”, refirió la empresa.

A su vez, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) solicitó al gobierno federal que emita un acuerdo para que la minería sea declarada como un sector esencial y que ésta pueda reactivar sus operaciones a inicios de mayo o antes si es posible, porque “su paralización rompió las cadenas de proveeduría y afecta a toda la economía nacional”.

Javier Villarreal, subsecretario del Trabajo del Comité Nacional de la CTM, destacó que esta industria es respetuosa de una determinación legal, pero cuando los obreros no perciben bonos ni ingresos por tiempo extra, sólo les queda el ingreso base.

Fuente: El Economista